Enviar
A calentar la arena
Ticas de voleibol de playa en etapa final hacia Panamericano y Preolímpico

Ellas son las reinas en la arena tica. Sus siete coronas juntas las acercan a una década de invencibilidad en el campeonato nacional, y en el plano internacional representan la mayor esperanza de nuestro país para llegar al alto nivel.
Se trata de Ingrid Morales y Natalia Alfaro, las chicas que con el patrocinio de Ferretería Brenes y la ayuda del Comité Olímpico Nacional (CON) siguen logrando triunfos en el nivel internacional para Costa Rica.
Ellas, que recién llegaron de Belice donde ganaron la Copa Centroamericana, se preparan ahora para una fecha del Norceca en Cuba y tres en México, lo que cerrará la etapa de preparación para los Juegos Panamericanos en Guadalajara y la eliminatoria Preolímpica.
“Recuperamos la corona que habíamos perdido el año pasado”, expresó Morales, quien señaló que ganaron el torneo en forma invicta.
Costa Rica ha ganado seis años esta Copa, pero el año pasado fue eliminado sorpresivamente tras perder con El Salvador y producirse un triple empate en el primer lugar que se desempató por puntos, y ahí las nacionales quedaron fuera.
“Hemos recobrado la hegemonía en el área y ahora a prepararnos para lo que viene”, manifestó Ingrid.
Y lo que viene es una fecha del Norceca en Cuba. Este año la pareja Alfaro-Morales ya participaron en los norcecas en República Dominicana y Chiapas, México, ocupando el cuarto lugar en ambas, y fue en esta última donde aseguraron su tiquete a los Panamericanos.
Luego de Cuba, para dónde parten el próximo 24 de agosto, las ticas jugarán en Puerto Vallarta, Rosarito y Chula Vista, fechas que el dúo asumirá como sus últimos fogueos de cara al Panamericano, torneo tras el cual vendrá la primera eliminatoria Preolímpica.
“En la primera eliminatoria jugaremos una octagonal con Panamá, Guatemala, El Salvador y cuatro equipos del Caribe, y de ahí saldrán cuatro equipos para la fase final del Preolímpico, con los mejores de Norte América y el Caribe y de esa última octagonal el primero clasifica para la Olimpiada, y los dos siguientes a un repechaje intercontinental.
Si bien las dos ticas todavía están lejos del nivel profesional de Estados Unidos, Puerto Rico, Cuba y otros, ellas confían que poco a poco podrán ir aruñando puntos y subiendo escalones en procura de lograr más respeto del que ya han logrado en el área.
Ellas entrenan fuerte de cinco a seis veces por semana, a doble sesión unos días, y esperan darle más alegría a los ticos en los torneos por venir.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios