Enviar
Lunes 4 Mayo, 2009

A propósito del secreto bancario

La cumbre de los países del G20 en abril, le dio un giro al curso de la economía mundial, pues las medidas anticrisis se hicieron acompañar de propuestas tendientes a reforzar algo ineludible: la economía mundial no puede operar sin reglas, se necesita una regulación global.
La Declaración Final de la cumbre señaló: “estamos listos para aplicar sanciones para proteger nuestras finanzas públicas y nuestro sistema financiero. La era del secreto bancario se acabó”. Luego de hacer pública esa declaración, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó la lista de “jurisdicciones no cooperantes” en materia de información tributaria.
Esta lista ubicó a Costa Rica entre las naciones no cooperantes. Conocido este hecho, nos pusimos en contacto con los funcionarios de OCDE para aclarar las razones por las cuales nos habían incluido en la lista y las condiciones para que el país fuera excluido. Esto lo hicimos en el entendido de que la decisión final y sus implicaciones son responsabilidad nuestra.
Actualmente, Costa Rica permite el levantamiento del secreto bancario para efectos tributarios, por medio de un juez, situación que no es suficiente según la OCDE. El levantamiento del secreto se hace cuando existe una fiscalización iniciada por la Administración Tributaria y hay indicios de fraude. Mientras que la OCDE nos está pidiendo la información para iniciar una investigación, sin que necesariamente haya indicios de fraude.
Para conocer con más detalle el razonamiento de esta Organización, conversamos con el señor Jeffrey Owens, director del Centro de la OCDE para la Política y Administración Tributaria, quien nos ofreció asesoría en estos temas. Esta organización no fiscalizará el proceso ni redactará ninguna propuesta para ser aprobada en el país, ellos nos aclararán dudas y nos darán información sobre esquemas similares en otras naciones.
Según lo ha señalado el G20, al finalizar 2009 los países tienen que haber dado signos de avance y no solamente compromisos. En esto estamos todos los países del mundo, no solo Costa Rica.
En caso de no actuar, es importante tener claro que los países del G20 están listos a aplicar, entre otras, las siguientes medidas: pedir a las instituciones internacionales y los bancos regionales de desarrollo que revisen sus políticas hacia países no cooperantes y negar deducciones a sus empresas por concepto de gastos y pagos a residentes en jurisdicciones no cooperantes.
Nuestro compromiso es proponer una reforma legal para que el levantamiento del secreto bancario con fines tributarios, se realice sin la intervención de un juez. No pretendemos ir más allá de eso.
De conformidad con el principio de legalidad, la Administración está obligada a proteger la confidencialidad de la información tributaria, lo que hace hoy y seguirá haciendo con mucho celo.

Jenny Phillips Aguilar
Viceministra de Hacienda