Enviar
A paso de tortuga

Fondos de desarrollo inmobiliario arrastran sus pasos en busca de lograr un mayor avance de esta figura


Betzi Villalobos
[email protected]


A pesar de que el año anterior se describió como el boom de los fondos de desarrollo inmobiliarios, la nueva oportunidad de inversión que aparecía para el inversionista parece estarse disipando en un amplio análisis de proyectos.
Actualmente hay ocho prospectos de este tipo de fondos aprobados por la Sugeval, no obstante, solo dos han realizado colocaciones y se encuentran desarrollando proyectos. Estos son los Fondos de Desarrollo Inmobiliario (FDI) 1 y 2 de Improsa Safi.
En el caso del FDI 2 de Improsa, el pasado 22 de febrero pusieron a disposición del público $5 millones en títulos, por medio de subasta competitiva, de los cuales se colocaron más de $2 millones.
El objetivo de esta segunda colocación que realizó este fondo (la primera fue en diciembre de 2007) es obtener el dinero para concluir el proceso de adquisición del Hotel Cala Luna en Playa Langosta, Guanacaste, en donde se tienen planeados varios proyectos.
“Entre nuestros planes se encuentra una remodelación y construcción bastante importante del hotel, vamos a remodelar ocho villas existentes, construir dos adicionales y además demoler 13 villas con el objetivo de aprovechar este espacio para la construcción de 110 apartamentos”, afirmó Jaime Ubilla, gerente de Improsa Safi.
Este fondo planea hacer una nueva colocación el próximo mes para así finalizar el traspaso de compra-venta del hotel. Además espera que los planes de desarrollo de este fondo estén concluidos dentro de tres años.
En el caso del FDI 1, no se esperan colocaciones en los próximos meses, pues el objetivo principal es concluir la construcción de Multipark, el cual se proyecta esté listo a finales del presente año.
Pero a pesar de que estos dos fondos ya han trabajado en la adquisición de nuevos proyectos, son los únicos que han sido conquistados por alternativas para desarrollo por medio de un fondo de inversión.
Así por ejemplo, el FDI de Vista Safi, cuyo prospecto fue aprobado por la Sugeval en junio de 2007, continúa analizando opciones que se acoplen a lo que el fondo necesita.
“Hemos evaluado 45 proyectos, pero no todos cumplen con las características que buscamos, tenemos cinco que han llamado nuestra atención por lo que estamos trabajando en la negociación”, afirmó Orlando Soto, gerente de Vista Safi.
Otros
prospectos que han recibido aprobación son el de BCR Safi y Aldesa Safi, no obstante, en el primer caso aún no hay noticias sobre nuevas colocaciones, mientras que el segundo apenas hizo su lanzamiento la semana pasada.
Todo este panorama genera que los inversionistas continúen a la espera de que el desarrollo realmente llegue a estos fondos, que arrancaron con fuerza en 2007 pero desaceleraron en los últimos meses.
Superar obstáculos como la falta de conocimiento de la figura, los largos trámites para construir y la falta de proyectos que cumplan con sus expectativas, son parte de la tarea que tiene este instrumento para complacer a los inversionistas que esperan oportunidad para participar en ellos.
Ver comentarios