Enviar

Estamos obligados a competir para, en el corto plazo, bajar los precios de la energía en el país y, a mediano y largo plazo, aprovechar fuentes generadoras que podemos tener pero que requieren más tiempo para entrar en operación


Urge bajar el costo de la energía

Tomar medidas de corto, mediano y largo plazo en relación con el costo y las fuentes generadoras de energía es algo urgente para el país.
Tenemos hoy el segundo costo energético entre los más altos de la región, incluso porque en algunos países está subvencionado.
Así, estamos obligados a competir para, en el corto plazo, bajar los precios en el país y, a mediano y largo plazo, aprovechar fuentes generadoras que podemos tener pero que requieren más tiempo para entrar en operación.
La competencia sana entre los sectores privado y público es la única forma de contar con un costo razonable para la electricidad, dice un análisis hecho por este medio y publicado el miércoles anterior.
El presidente Solís aboga por soluciones limpias, lo cual es loable, y cree que lo mejor es que la decisión sobre la o las bases energéticas que tendremos se tome luego de un amplio debate nacional para que, al final, todos estemos de acuerdo en lo que se decida y no haya conflictos.
Sin embargo, esto llevará algún tiempo y mientras tanto se necesita resolver de algún modo el costo caro que pagamos.
Hay otra fuente que se abre como alternativa limpia y sostenible, que es la geotérmica, la cual desde ayer se sabe que cuenta con casi $1 mil millones de un crédito aprobado en forma unánime en la Asamblea Legislativa para ampliar la capacidad eléctrica nacional en 165 megavatios, suficientes para abastecer a unas 200 mil familias.
Se trata de construir, en las faldas del volcán Rincón de la Vieja, en Guanacaste, las plantas Pailas II y Borinquen I y II con dinero facilitado por la Agencia de Cooperación de Japón y el Banco Europeo de Inversión.
Un acuerdo y unas condiciones las del préstamo que sin duda fueron considerados buenos por los diputados como para darles el fuerte apoyo que les dieron.
Mientras se encuentra una salida al inmediato problema del costo de la energía, deberíamos además tomar medidas para bajar el consumo, especialmente a nivel de hogares.
Además, facilitar la implementación de paneles solares a quienes hayan decidido adoptarlos aun si los beneficios hoy no son tan importantes como podrían, al no existir aún el mecanismo adecuado funcionando para que los excedentes de las casas sean vendidos al ICE.
Habrá, al menos, autoabastecimiento no solo para casas sino también para industrias y, por qué no, edificios públicos.



Ver comentarios