Urge atender a la Caja
Enviar

Si 226 mil asegurados están enfermos y sin recibir atención médica esto debe ser prioritario y le corresponderá a este gobierno tomar acciones inmediatas, aunque no haya sido la causa del desastre


Urge atender a la Caja

No todo incumplimiento de una ley es delito, pero no por eso deja de ser censurable.
Este es el caso de lo que ha venido sucediendo en Costa Rica desde que los gobiernos dejaron de pagar puntualmente y en dinero (no en bonos) las cuotas a la Caja Costarricense de Seguro Social como les correspondía.


La consecuencia de esto y de muchas otras acciones no realizadas para asegurar la buena salud de las finanzas de la institución, han hecho que hoy haya 226 mil asegurados necesitados de atención médica —a la que tienen derecho— que no son atendidos.
Ningún gobierno debería arrogarse el derecho de poner en peligro la salud y la vida de la población, deteriorando o, peor aún, poniendo en peligro las finanzas de una entidad como la Caja, con su sistema de atención a la salud.
Los gobiernos pueden administrar bien, regular, o mal el país. Cuando suceda lo último, ya le tocará a la población tratar de corregir el problema eligiendo en las próximas elecciones a un gobierno mejor.
Pero ninguna administración debería —así como no debe hacerlo la empresa privada—, incumplir con el pago de las cuotas que le corresponden en el caso de una institución tan vital como la Caja.
Es más, cuando se trata de no pagar a la Caja cuotas retenidas a los empleados para ese fin, se trata de un delito.
Este es uno de los más graves problemas que ha heredado la administración Solís Rivera, ya que a la fecha el incumplimiento de los gobiernos con la CCSS ha acumulado una deuda de ¢636 mil millones con la institución.
Y decimos grave no porque otros de los problemas no tengan mucha importancia, sino porque en un país como el nuestro, donde siempre fue un derecho de la población no sufrir ni morir por falta de atención médica, eso ahora está sucediendo.
Un retroceso de semejante magnitud a condiciones inhumanas, exige un inmediato estado de emergencia nacional que permita encontrar una solución real al problema, más allá de buenas intenciones.
Hay países que hoy están haciendo grandes esfuerzos por tener un sistema sanitario que garantice a toda su población buena y oportuna atención médica, mientras en Costa Rica tenemos décadas de venir deteriorando el nuestro.
Gracias al sistema de salud de la Caja, de carácter universal y solidario y a su buen funcionamiento en sus primeras décadas de existencia, Costa Rica ha alcanzado una alta esperanza de vida, semejante a la de los países más desarrollados.
No obstante, hemos tenido gobiernos que han ocasionado el deterioro actual del sistema de salud.
No hay más plazos posibles. Si 226 mil asegurados están enfermos y sin recibir atención médica esto debe ser prioritario y le corresponderá a este gobierno tomar acciones inmediatas, aunque no haya sido la causa del desastre.


Ver comentarios