Un muro impenetrable
Alajuelense no encontró la fórmula de romper el cerrojo defensivo panameño. Jean Carlos Cedeño se encargó de marcar en las jugadas aéreas a Jonathan McDonald y casi siempre ganó el defensor canalero. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Un muro impenetrable

Alajuelense deberá ir a Panamá a buscar el pase a la siguiente ronda, luego de empatar con el Árabe Unido

Alajuelense tuvo una noche agridulce, se topó con un conjunto panameño que llegó a defenderse, a no perder, y logró su objetivo al sacar un empate a cero del Morera Soto.

201403102309360.22.jpg
Les tocará a los manudos viajar a suelo canalero a sacar el resultado, si quieren seguir con vida en la Liga de Campeones.
Desde el primer minuto los manudos salieron con todo, con un intenso dominio, que asfixiaba al rival. La Liga buscaba con insistencia el marco rival, tocando a pie, lo que ponía en aprietos a la defensa del Árabe Unido y hacía a Miguel Lloyd tener mucho trabajo.
Primero fue Andrés Salvatierra el que realizó un tiro lejano, pero desviado, dando el primer llamado de un ofensivo equipo alineado por Óscar Ramírez.
Después fue McDonald, quien recibió un pase de Palacios en las barbas del área grande y sacó un remate que obligó a Lloyd estirarse y para negarle el gol por milímetros.
La Liga siguió insistiendo, pero poco a poco los canaleros fueron encontrando la fórmula de detenerlo con más facilidad y la chispa manuda se fue apagando, pesaba la presión de anotar.
La ansiedad terminó jugándole una mala pasada a los rojinegros antes del descanso, y de regreso por el paso de los camerinos, todo siguió parecido.
Equivocó la ruta hacia el marco rival, exceso de pelotazos para buscar a Palacios y McDonald, que eran fácil presa de una defensa panameña que no se complicaba mucho y todo lo que llegaba lo despejaba al cielo, a las bandas, lo quería lejos de su arquero.
Óscar Ramírez se dio cuenta de que le faltaba un conductor, y acudió a sus cambios. Sánchez y Guevara fueron sus opciones.
Pero aun así, romper ese muro defensivo que tenía planeado el Árabe Unido era una misión que iba poco a poco convirtiéndose en imposible para la ofensiva de la Liga. Por ahí ganaron de cabeza un balón Osvaldo y Venegas, pero sus remates se fueron desviados.
El tiempo comenzó a jugar en contra, y la Liga sentía la presión de esos minutos pasando.
Apretó mucho más y al 86', un remate de Palacios se estrelló en la mano de un defensa, pero el árbitro la dejó pasar, como sucedió en un centro del mismo delantero hondureño arrancando el segundo tiempo.
La Liga se fue con todo arriba, el Árabe se atrincheró con una clara línea de cuatro, renunciando completamente al ataque, si fue que lo tuvo.
Sánchez de chilena vio como el balón cruzaba el marco y McDonald no llegaba a cerrar y Sánchez mandó por encima del marco la última opción, lo que obliga a que todo se defina en Panamá.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios