Enviar
Diferencias técnicas entre carros 2012 y 2013 son mínimas en algunos casos
Un 2012, un negocio redondo

Puede ahorrarse la depreciación según el momento de compra

Comprar un vehículo 2012 en esta época puede ser una gran oportunidad por los descuentos ofrecidos por las agencias, que compensan con precios y beneficios a sus clientes.
Además, si usted compra un auto a un precio promocional, es más fácil sacar ganancia con la reventa porque usted podrá venderlo al mismo precio que la persona que no obtuvo el descuento al sacarlo de la agencia.
Las agencias procuran colocar sus últimas unidades de este periodo, para dar paso a los modelos del año próximo y renovar su portafolio de productos.
Para alcanzar ese objetivo, lanzan novedosos descuentos que no se consiguen en otro momento y que alcanzan hasta los $4 mil.
Beneficios en la garantía, marchamo, seguro y facilidades en el financiamiento de parte de las compañías, son valores agregados en la compra de un modelo 2012.
“El descuento en las agencias en esta época suele ser mucho mayor que la depreciación de tres o cuatro años”, indicó Ernesto Rodríguez, gerente de Ventas de Nacional Automotriz, representantes de Ford.
La industria maneja una depreciación vehicular del 20% el primer año y del 10% por año adicional.
Si usted recibe un descuento superior al 10% del valor del carro y en promedio hay un incremento del 5% del precio con respecto al año anterior, el cliente se gana el primer año de depreciación, explicó Mario Fernández, gerente de Ventas de Subaru.
Otro motivo que dicta su precio, es si existe una variante sustancial en el cambio de línea del vehículo, que de no existir grandemente, incidirá en una mejor rebaja, dado que hablaríamos de autos muy similares. Este es el caso de Citroën en el país.
“La agencia quiere salir de estos modelos (2012), por lo que entonces ofrecerá muy buenos descuentos, a un producto que si no hay cambio de línea, es básicamente el mismo ”, destacó Grettel Alvarado, gerente de Ventas de Citroën.
Otro aspecto mencionado es que el valor del marchamo es calculado sobre el valor fiscal de los vehículos, por lo que pagará menor impuesto al ruedo, al tener un año de depreciación más.
Ahora, si su intención es cambiar de unidad en uno o dos años, es conveniente considerar la compra de un 2013.
“El kilometraje y la depreciación serán menores y podrá revenderse a un precio más atractivo . Además, aún estaría en garantía”, comentó Esteban Fernández, gerente comercial de Chevrolet en un comunicado.
Tener el carro de tres a cinco años es el tiempo ideal sugerido por los entrevistados. Así, usted no sufrirá la depreciación del vehículo para efectos de reventa, debido al buen descuento conseguido.

Sergio Alvarado
[email protected]
Ver comentarios