Tren eléctrico de Carabaguíaz seduce a nuevo Gobierno
Un nuevo tren eléctrico que recorra 13 cantones y 51 distritos es del interés de Guillermo Santana, presidente de Incofer, quien estudiará el proyecto en los próximos días. Marco Monge /La República
Enviar

Jerarca de Incofer quiere integrar servicio con rutas de buses y taxis

Tren eléctrico de Carabaguíaz seduce a nuevo Gobierno

Proyecto de $550 millones recorrería las cuatro provincias de la GAM

RESUMEN
Facilitar la vida a más de 170 mil personas, es la finalidad del plan maestro que hereda Miguel Carabaguíaz a su sucesor, Guillermo Santana, nuevo jerarca del Incofer.
Un tren que conecte las cuatro provincias centrales, cuya tarifa rondaría los ¢500, es la visión que dejó plasmada el ahora exjerarca, en planos y con un estudio de factibilidad económica que respalda la viabilidad.
El costo total del proyecto es de $550 millones, casi lo mismo que cuesta la ampliación de la vía a San Ramón.

Un nuevo tren eléctrico para aliviar el congestionamiento vial de la capital es del interés de Guillermo Santana, nuevo jerarca de Incofer. El proyecto es herencia de Miguel Carabaguíaz, presidente de esa institución durante los últimos nueve años.
La propuesta haría uso del derecho de vía obtenido, y sobre el corredor existente se plantea la rehabilitación total del tramo y su adecuación para una doble vía electrificada.
La longitud total del trazado abarcaría unos 76 kilómetros y atravesaría zonas urbanas e interurbanas en pasos a nivel.
Su primera fase de construcción comprendería el tramo entre la Basílica de Cartago y El Coyol de Alajuela, y en su segunda fase, el sector entre la Estación al Pacífico y Belén.
Para evaluar su viabilidad, la empresa española Ineco elaboró un estudio, donde se analizan costos, modelos de financiamiento y plazos de entrega, entre otros factores.
Los estudios de factibilidad concluyen que la implementación del tren eléctrico beneficiaría a unas 170 mil personas que transitan la capital.
Para la implementación de la estructura del tren se necesitará de la duplicación y rehabilitación de 29 puentes, así como la construcción de cuatro nuevos.
Además, los pasos a nivel se deberán sustituir por estructuras a diferentes alturas.
Los vehículos por usar serían de tipo Tren-Tram, con una vida útil de 40 años y freno eléctrico.
El proyecto plantea la adquisición de 37 trenes, cada uno con capacidad para 300 personas y frecuencias de cada 15 minutos.
En cuanto al modelo de financiamiento, el Gobierno deberá resolver esta situación para solventar un ambicioso proyecto, cuyo costo ronda los $550 millones.
Si bien el tema de un préstamo para la construcción de un nuevo tren eléctrico está crudo, ya existe un modelo de cobro al usuario.
La tarifa para usar el tren eléctrico se cobraría según el recorrido que haga el usuario, pero en promedio tendría un costo de ¢500 el viaje interprovincial.
No cobrar tarifa al adulto mayor, así como precios especiales a estudiantes y viajeros frecuentes son parte de las proyecciones que se tomaron en cuenta para las evaluaciones de los costos.
Además, todavía no se contempla si se deberá expropiar terrenos, pero Carabaguíaz afirmó que es posible evitar esta situación.
Pese a que admitió no conocer el proyecto a fondo, Guillermo Santana, nuevo jerarca de Incofer, reconoció su interés en modernizar los trenes, pero que no se puede hacer una valoración a ciegas.
“Hay interés en contar con un tren metropolitano. El funcionamiento en los últimos ocho años demuestra que se abarca un campo importante de pasajeros en la GAM. Hay demanda de usuarios por un sistema de transportes que no es el de autobuses y hay que tomarlo con toda la seriedad. La anterior administración dio un paso correcto”, comentó el nuevo presidente de Incofer.

201405142249540.n11111.jpg
Es necesario integrar los diferentes medios de transporte, como las rutas de taxi y buses, para descongestionar la capital,  explicó Santana.
Para efectos prácticos, la integración significa que el usuario se baje del autobús y esté cerca de la parada del tren.
Con el objetivo de hacer esta integración, el jerarca de Incofer se reunirá con Carlos Segnini, ministro de Obras Públicas y Transportes, según confirmó el mismo Segnini.
No obstante, Carabaguíaz considera que este proyecto se contempla sin la integración total.
“El proyecto que planteo va sin integración, va asociado con los cambios que tiene que hacer el Consejo de Transporte Público. La integración puede tomar más tiempo”, advirtió Carabaguíaz.
Para el exjerarca de Incofer, el tema de la integración es algo que tiene que darse, pero esto implicaría adquirir nuevos derechos de vía, lo que podría encarecer el proyecto.
Como alternativa, Carabaguíaz afirmó que en su caso, él buscaría replantear las rutas de los buses, para que así se integren con el eventual tren metropolitano.
En caso de que el proyecto tenga el aval del nuevo Gobierno, les correspondería buscar financiamiento para su construcción, lo que podría terminar desembarcando en la Asamblea Legislativa, para una eventual discusión del préstamo.

201405142255150.n1111.jpg

201405142249540.n111.jpg

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios