Tope de cesantía se reduciría diez años en Japdeva
Al año, los trabajadores de Japdeva reciben ¢7 mil millones en incentivos, el gobierno quiere recortar un 14%. Ann McKinley, presidenta ejecutiva, lidera ese proceso. Gerson Vargas/lLa República
Enviar

Gobierno busca reducir ¢1.000 millones de pluses salariales

Tope de cesantía se reduciría diez años en Japdeva

Inician negociaciones con sindicato por convención colectiva

De los ¢7 mil millones que reciben los empleados de Japdeva en pluses salariales gracias a la convención colectiva, el Gobierno pretende recortar unos ¢1.000 millones al año.

201411282257050.n33.jpg
Esto representa un 14% de los beneficios económicos que reciben los 1.500 trabajadores de esa institución.
Para lograrlo, Zapote tiene en la mira una serie de prerrogativas que van desde ayudas económicas, hasta la reducción de diez años en el tope de cesantía, el cual comprende en estos momentos un periodo de 20 años.
Por otra parte, se pretende que los días feriados que disfruten los trabajadores de esa institución, de ahora en adelante, sean solo aquellos que consigne la legislación nacional y más importante aún, que se elimine un plus monetario de ¢33 mil por laborar en un día feriado.
Otro de los puntos que destaca en la venidera negociación de la convención colectiva es que los incrementos salariales semestrales ya no se discutirán directamente entre Japdeva y el sindicato, sino que los trabajadores quedarán sometidos a lo que disponga el Ministerio de Trabajo para el sector público.
“Mediante un esfuerzo mesurado de cada uno de los artículos de la convención colectiva vigente, hemos generado una propuesta razonable. Estamos apostando a un orden público, a una convención sostenible en el tiempo, que genere un ambiente laboral de paz y que sustente financieramente a la institución”, explicó Ann McKinley, presidenta de Japdeva.
Con los recursos que se ahorren en el pago de pluses salariales, Japdeva podría invertir en las comunidades de Limón lo que ahorra, o bien, fortalecer a la institución de cara a la eventual entrada en operación de APM Terminals.
A finales de diciembre, la convención colectiva de Japdeva caduca y gracias a que el presidente Luis Guillermo Solís ordenó denunciarla, no se prorrogará automáticamente.
Ante este panorama, se abre un proceso de negociación que en principio durará unos tres meses, agregó McKinley. No obstante, mientras el Gobierno y los sindicalistas se ponen de acuerdo, los beneficios actuales se mantendrán.
En ese sentido, McKinley no quiso adelantar que haría el Gobierno en caso de que cumplidos los tres meses no haya un acuerdo.
Sobre el tema, los líderes del gremio sindical indicaron que es muy temprano para condenar la propuesta de Solís, sin embargo, sí aclaran que todo lo que está escrito en la convención son beneficios adquiridos.
“No he estudiado la propuesta del Gobierno, vengo llegando de San José. Habría que ver si el recorte que proponen es razonable, no quiero referirme sobre el fondo del asunto. Lo que sí le puedo decir es que todo lo que está ahí son beneficios adquiridos, y por tanto no se puede desmejorar. No nos asusta nada, ya estamos acostumbrados a este tipo de cosas”, concluyó Ronaldo Blear, secretario del sindicato de Japdeva.

 

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios