Tenemos un primer lugar en el istmo
Enviar

En un país donde los medios de comunicación informan con seriedad, respeto a la verdad y sin presiones de ningún tipo, todo funciona mejor, desde su economía hasta la sociedad en general

Tenemos un primer  lugar en el istmo

Algo de lo cual podemos sentirnos orgullosos hoy los costarricenses es la libertad de que goza la prensa para informar, circular noticias y publicar opinión sobre los temas que interesan a la población.
“Costa Rica llegó este año al primer rango de los países latinoamericanos, junto con Uruguay, en cuanto a libertad de prensa”. Así lo informó este medio ayer en un ranking que refleja una importante desigualdad en el istmo en esta materia.

Nuestro país, ubicado en el número 19 entre 179 naciones, es el segundo en Latinoamérica después de Uruguay y el primero en el istmo, donde el peor calificado resulta ser Honduras (134) seguido de Panamá (113).
Cuando en un país los medios de comunicación informan con seriedad, con profundo respeto a la verdad y sin sufrir presiones de ningún tipo ni del gobierno ni de ningún otro segmento de la población, sin amenazas directas o veladas, todo en ese país funciona mejor, desde su economía hasta la sociedad en general.
Eso está ocurriendo en este país y debemos sentirnos bien por ello. Es algo que nos une en medio de tantos otros temas en los que podemos estar de acuerdo o discrepar.
Hemos tenido momentos amargos, muy amargos, en el país, en los que periodistas llegaron hasta a perder la vida por cumplir con su labor. La fe y la esperanza es que eso haya sido un doloroso y triste pasaje en una historia que debemos hacer que se conserve de aquí en adelante limpia y de la cual nos podamos sentir orgullosos siempre, como país, como sociedad.
Con medios de comunicación libres de cualquier presión ganaremos todos. Aun las malas noticias, que por mucho que desmotiven debemos dar a conocer, hablan bien de nuestra sociedad porque no quedan ocultas en las negras aguas que en otros lugares ahogan a la prensa impidiéndole realizar su trabajo.
Dice el sabio dicho popular que “quien nada debe nada teme”. Del mismo modo, cuando las cosas se hacen bien la prensa funciona como un aliado que deberá dar a conocer las buenas noticias.
Ese primer lugar en el istmo y segundo en Latinoamérica en materia de libertad de prensa debe motivarnos para hacer cada día mejor lo que nos corresponde.

Ver comentarios