Enviar

100 diseñadores participaron en la Semana de la Moda Masculina de Londres


MODA

Tendencias femeninas definen el armario masculino

Bolsos, tacones y tobillos al aire en la Semana de Moda Masculina de Londres

201401082258330.m2.jpg
Esta es una de las propuestas del diseñador E. Tautz. AFP/La República
Bolsos, zapatos de plataforma, pantalones cortados por encima del tobillo y jerséis de punto sorprendieron en las pasarelas de la semana de moda masculina de Londres, que concluyó ayer después de tres días de desfiles y fiestas.
La cuarta edición de la semana de moda para hombres London Collections: Men comenzó el lunes en la capital británica, con la presencia de alrededor de cien diseñadores internacionales, personajes famosos y compradores de más de 45 países.
Firmas de moda de la talla de Barbour, Paul Smith, Tom Ford y Burberry pusieron fin a un ciclo de moda marcado por las tendencias femeninas.
La estética rompedora del diseñador irlandés JW Anderson, de 30 años, que cruza los límites del género y lleva la esencia femenina a las prendas masculinas, protagonizó uno de los desfiles estrella de esta cita de moda para hombres.
201401082258330.m22.jpg
Anderson llevó a la pasarela londinense pantalones cortados por encima del tobillo, para llevar con zapatos de plataforma y tacón, sin calcetines, conjuntados con camisas sin mangas y con escote, caftanes asimétricos, chaquetas de manga larga, abrigos plisados y bolsos rígidos diseñados especialmente para hombres.
Para los más tradicionales, el irlandés presentó también una línea de prendas de punto y cachemira, en la que reinaban los colores claros, blanco y beige, el rojo y el azul eléctrico.
La marca londinense Alexander McQueen deslumbró en la pasarela con destellos dorados en una colección completamente negra y gris, formada por faldas escocesas sobre pantalones y jerséis anchos que parecían tejidos a mano.
El invierno también desfiló de la mano del diseñador Christopher Raeburn, quien sumergió al público en un ambiente gélido con una banda sonora que evocaba el Ártico e incluía aullidos de perros de trineo.
Sus abrigos de pelo, apodados “abrigos de osito de peluche” por la crítica británica, y sus chaquetas “bombers” con pelo en el cuello fueron las protagonistas de su desfile, así como las americanas bicolor y las prendas de tono añil.

Alejandra Olcese
Londres/EFE


Ver comentarios