Enviar
Proyecto cuenta con apoyo de ente alemán KFW
Tendencia verde atrae a bancos

Nuevas líneas de crédito para proyectos a favor del ambiente

Financiar aquellos proyectos empresariales que reduzcan, controlen, mitiguen o compensen sus emisiones contaminantes es el más reciente plan del Banco Nacional. La línea de crédito está enfocada a las micro, pequeñas y medianas empresas costarricenses.
La apertura de esta línea de crédito se debe al interés de las empresas por integrar a sus operaciones proyectos que minimicen el gasto de energía y reduzcan el impacto ecológico.
La línea financiera pretende incentivar negocios que realicen operaciones relacionadas con manejo de aguas, generación de energías renovables, conservación de recursos naturales para optimizar procesos y mitigar el impacto de la actividad productiva en el ambiente.
En Costa Rica se estima que el 98% de las empresas corresponde a pymes. Este tipo de inversiones ofrece a los negocios la oportunidad de aumentar sus posibilidades de éxito en el largo plazo, al definir prácticas de reciclaje y promover la participación activa de los funcionarios.
La expectativa de colocación que BN Pyme Verde tiene para el primer año es de ¢2 mil millones. El origen de los recursos es mixto, un porcentaje de cartera propia y otro otorgado por el banco KFW, entidad alemana gubernamental de desarrollo.
“Este programa ofrecerá condiciones diferenciadas en tasas de interés, así como alternativas de garantías parciales en alianza con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)”, explicó Fernando Naranjo, gerente general del Banco Nacional.
La iniciativa del programa BN Desarrollo se suma a una serie de proyectos verdes que ya distintas entidades bancarias implementaron entre sus servicios, con los cuales además de reducir la huella de carbono, involucran a sus clientes en este proceso.
El lanzamiento del programa para inversiones amigables con el medio ambiente se dio en el marco del primer Foro Pyme Verde, con la participación aproximada de 500 representantes de este sector.
Desde noviembre del año anterior, HSBC implementó un sistema de seguros verdes en alianza con el Instituto Nacional de Seguros. El producto da al cliente la posibilidad de obtener la certificación mediante la compra digital, o bien aportando $5 para la mejora de Parques Nacionales.
El Banco Popular posee la línea de financiamiento “verde”, que de igual forma comprende una serie de productos financieros que tienen el objeto de fomentar emprendimientos con espíritu de compensación de su impacto ambiental. Hasta el momento con el sistema de créditos verdes se han colocado ¢1.400 millones.
BAC trabaja los productos Green Pymes y Agrícola, mediante los cuales da crédito a los productores de arroz y frijoles que están bajo el programa de Tierra Fértil de Hortifruti.
Fomentar la competitividad del sector financiero latinoamericano a través de mejoras en el manejo de riesgos y aprovechamiento en el área de sostenibilidad es el reto de INCAE a través del proyecto denominado Ecobanking, que es de perfil corporativo, cuyo propósito es brindar educación e información al sector financiero, que ha mostrado gran interés es este tema, especificó Lawrence Pratt, director del proyecto.

María Gabriela Badilla
[email protected]
Ver comentarios