Logo La República

Miércoles, 20 de octubre de 2021



COLUMNISTAS


Taxis carbono neutral

Leiner Vargas lvargas@una.ac.cr | Martes 29 enero, 2013


Existen condiciones para un proceso de sustitución gradual de taxis de combustibles diesel y gasolina, que están acabando su vida útil y a menos de un año de terminar su concesión, por vehículos con combustibles alternativos


Reflexiones

Taxis carbono neutral

Enfrentar el cambio climático es sin duda un imperativo ético de los ciudadanos que hemos tenido el privilegio de vivir este siglo XXI. Desconocerlo sería un suicidio y hacer caso omiso del llamado de científicos, ambientalistas y líderes de opinión del planeta, es algo que no debemos ni podemos permitirnos.
La construcción de una política ambiental, tecnológica y productiva para enfrentar el cambio climático es crucial y el objetivo común debe ser un país menos intensivo en carbono en los diversos sectores tales como, el transporte, la agricultura o el sector energía.
En un reciente estudio que realizamos desde el Centro Internacional en Política Económica para el Ministerio de Ambiente y Energía y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo sobre el transporte público en la modalidad de taxis y autobuses, llegamos a una conclusión de que existen condiciones para favorecer un proceso de sustitución gradual de taxis de combustibles diesel y gasolina, que están acabando su vida útil y a menos de un año de terminar su concesión, por vehículos con combustibles alternativos a saber gas LPG, gas natural, híbridos y eléctricos, que efectivamente pueden reducir significativamente la huella de carbono del sector.
Para esto deben darse condiciones previas importantes como la coordinación institucional entre los ministerios encargados, la creación de más oferta de dichos combustibles por parte de RECOPE, la preparación de talleres y mecánicos para atender este tipo de vehículos, así como la existencia de un proceso de chatarrización que elimine del mercado, el vehículo viejo que sale de la modalidad de taxi.
Si todo esto se cumple, algo que es viable de realizar, el sector puede dar un paso muy significativo y ejemplar en la construcción de un país carbono neutral.
Lo importante es que, entre todos, el Estado, los gremios y cooperativas de taxis y la ciudadanía, es posible construir un objetivo común y avanzar hacia una modernización verde en el sector.
El estudio realizado ha detectado que es rentable para muchos de los modelos existentes el cambio hacia combustibles de menor intensidad de carbono y que donde existen algunos problemas de rentabilidad, es posible buscar mecanismos financieros y de incentivos bancarios para resolver las diferencias o equilibrarlas.
Los consumidores podemos contribuir al pedir un servicio más limpio en lo ambiental y preferir en la calle a los taxistas de sello carbono neutro, con ello estaríamos aumentando la fuerza que las medidas de política van a tener y contribuyendo con el objetivo común, un sector de transporte menos intensivo en carbono.
Pero esto es apenas la punta de la montaña por visualizar, debemos seguir con los autobuses, el transporte de carga y por supuesto, con nuestro parque privado de vehículos, todos tenemos que contribuir a este objetivo común de país, una Costa Rica más productiva, pero menos intensiva en carbono.

Leiner Vargas Alfaro
lavagrecia@gmail.com
 

NOTAS ANTERIORES


Ante un inmediatismo político vacío

Miércoles 20 octubre, 2021

Estamos a pocos días, el próximo 22 de octubre, cuando se cierre el plazo de inscripción definitivo por parte del Tribunal Supremo de Elecciones







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.