Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Tasas de interés siguen subiendo

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 13 agosto, 2012



• Baja inflación beneficia a inversionistas
Tasas de interés siguen subiendo
• Ganancias aumentan del 4% al 7% desde enero

La ganancia por sus inversiones a plazo (tanto en bonos como en certificados de depósito) ha visto un incremento este 2012.
La tasa de interés real (que es en esencia la tasa nominal pagada, menos la inflación que se experimenta en el momento que se redimen las inversiones), ha pasado de un 4% a un 7% entre enero y julio de este año, para quienes invirtieron en bonos de gobierno.
Las entidades financieras también han visto un ensanchamiento de esta ganancia para sus inversionistas, donde son los bancos estatales los que han tenido que pagar más a sus clientes para mantener su atención, dado que la banca privada y sobre todo las cooperativas, financieras y mutuales han sido las que tradicionalmente pagan mejor.
Estas altas tasas han hecho que la inversión en bonos de Hacienda sea mucho más atractiva y haya pasado un 7,8% de los depósitos del país en mayo de 2011 a un 9,9%, en ese mismo mes de 2012, según las cifras presentadas por Alberto Franco, consultor de Ecoanálisis.
Además también ha aumentado la inversión en colones, versus la que se mantiene en dólares, dado que las tasas en moneda extranjera están relativamente bajas y el tipo de cambio se ha mantenido muy cerca del piso de la banda los últimos dos años.
Para que se efectúen buenas ganancias no solo las tasas tienen que estar altas, sino también debe haber una inflación baja, por lo que según las expectativas tanto de los empresarios como la meta del Banco Central la buena racha podría durar.
“Yo veo tasas reales muy interesantes en lo que queda de este año y el principio del otro. Mientras no haya recursos del exterior es probable que esa ventaja se mantenga y yo veo muy bajo el riesgo de que la inflación suba”, dijo Franco.
El panorama a futuro es alentador para los ahorrantes, no se prevé una baja en las tasas de interés a menos que se resuelva en algún grado el déficit fiscal que el gobierno enfrenta, que es lo que está presionando al Ministerio de Hacienda pagar más por los bonos y que a su vez presiona a los bancos a pagar más a sus ahorrantes, con tal de mantener la cantidad necesaria de dinero para otorgar créditos.
Asimismo este segundo semestre el gobierno enfrenta ¢1,5 billones en vencimientos que le urge captar del público.
Aunque la emisión de eurobonos podría afectar levemente estos rendimientos, aún no se sabe a ciencia cierta en qué usará el dinero el gobierno, por lo que no se puede especular el porcentaje de la baja, ya que la contracción del gasto estatal no ha sido tal como para que se piense que habrá mucho menos captaciones en colones.
El panorama que más podría afectar y para el cual los inversores deben estar vigilantes es que si el Gobierno decide pagar algunos gastos en colones con los eurobonos y el Banco Central decide no captar esos colones de más, subirá la inflación. Eso reducirá las ganancias para los inversionistas.
Por ello, si está pensando en invertir, tome en cuenta algunos detalles. El gobierno está captando a tasas altas en todos los plazos, eso es bueno, pero debido al menor riesgo sus tasas nominales son menores que las de la banca. Además nada garantiza que la inflación a largo plazo sea igual de baja que la de hoy (3,95%), podría ser más alta y hacer que el valor de su dinero sea menor.
La banca está captando con mayor agresividad pero a plazos menores o iguales a seis meses, dado que esperan que las tasas de interés puedan bajar. Así que si quiere invertir a largo plazo la banca no es atractiva, tendría que renegociar sus inversiones cada seis meses.
Si estaba pensando en invertir en algún instrumento ligado a la inflación, para que su inversión siempre tenga una ganancia real ya conocida, están los títulos en Unidades de Desarrollo (UDES) pero el problema es que son poco transados, ya que la mayoría los tienen los fondos de pensiones y están denominados a plazos largos.
Lo bueno es que Costa Rica, a diferencia de la mayoría de los países en la actualidad, está pagando tasas reales altas a las inversiones, por lo que hay más incentivos para ahorrar.




Carolina Acuña
[email protected]