Solís-Villalta: la coalición que pudo ser
Una coalición con Luis Guillermo Solís en la Presidencia y José María Villalta en la vicepresidencia no tuvo el tiempo necesario para elaborarse y enfrentar en conjunto al PLN. Marco Monge/La República
Enviar

Candidato del Frente Amplio alega que sector “ottonista” vetó acuerdo

Solís-Villalta: la coalición que pudo ser

Falta de tiempo enterró posibilidad de acuerdo

La falta de tiempo y la oposición de los dirigentes “ottonistas”, imposibilitaron los planes para formar una coalición encabezada por Luis Guillermo Solís en la Presidencia, y José María Villalta en la vicepresidencia.

201311202253420.n22.jpg
Esa era una de las propuestas que estaban sobre la mesa cuando se planteaba reunir una coalición de partidos de la oposición para enfrentar al PLN, pero que no pasó más allá de un “si hubiera”, esto por la escasez de tiempo para cumplir con los requisitos del Código Electoral.
Además, no se contaba con el beneplácito de algunos sectores del PAC.
Así lo confirmaron ambos candidatos, quienes hoy encabezan diferentes partidos políticos y compiten por un electorado similar.
“Habíamos llegado ya a un acuerdo de conformación de papeleta presidencial y papeleta de diputados, pero faltó tiempo, creo que el sector ‘ottonista’ vetó el acuerdo”, comentó José María Villalta, candidato del Frente Amplio.
Villalta alega que el Frente Amplio mostró disposición a dar concesiones para que se diera la coalición, pero que el tiempo fue el enemigo principal.
Por su parte, Solís asegura que el margen de maniobra era muy corto, esto porque el PAC tardó mucho en elegir el candidato, en donde Epsy Campbell parecía ser la favorita, y luego la disputa entre Juan Carlos Mendoza y Solís se prolongaría a un conteo manual.
Para ese entonces, la coalición solo tenía ocho días para negociar una infinidad de temas y ratificarlo en las asambleas de cada partido.
Cuando ya se habían negociado los “términos más gruesos”, el comité del PAC se reunió para tener el aval de la comisión política, en donde hubo discrepancias.
“No se rechazó la negociación, pero sí estaba dividida. Había discrepancias en la distribución del número de diputados. Había un sector a favor, otro en contra. Tampoco teníamos nombre de la coalición, bandera, cómo se iba a distribuir la deuda política o la integración de las comisiones”, comentó Solís.
El último sondeo de la UCR coloca a Villalta con un 9,7% de la intención de voto, mientras que Solís, quien recibió la adhesión de Alianza Patriótica, reúne un 4,2%

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios