Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Sistema de misiles de Estados Unidos reformaría seguridad en norte de Asia

Bloomberg | Lunes 08 febrero, 2016 12:00 am



Estados Unidos ha abierto la puerta a instalar un sistema de defensa de misiles balísticos en los umbrales de Corea del Norte, medida que podría modificar el panorama de seguridad en el norte de Asia.

El lanzamiento de un cohete de largo alcance que ordenó Kim Jong Un este fin de semana provocó una reacción que no había suscitado su ensayo nuclear del mes pasado: Corea del Sur ahora dice que evaluará autorizar el despliegue en su territorio de un sistema del ejército estadounidense conocido como Thaad.

Desde hace años, Corea del Sur no termina de decidirse sobre la idea de instalar el Thaad, que toma como blanco los misiles a gran altitud y podría complementar las defensas de altitudes más bajas con que ya cuenta el país. Ello se debe sobre todo a que podría irritar a la vecina China, que ya manifestó su oposición a que el Thaad se instale en la península coreana. También podría llevar a que Japón pensara en utilizarlo.

Si bien el Thaad podría ser un elemento de disuasión para el régimen de Kim, también podría complicar el panorama de seguridad en una región en la que abundan las sospechas por la agresión militar japonesa durante la II Guerra Mundial y el conflicto posterior que dividió la península coreana entre un régimen aislado e impredecible en el norte y un país que actualmente es una democracia en el sur.

“Los chinos están haciendo todo lo posible para detener lo que, en su opinión, es una posible arma que podría usarse contra ellos”, dijo Richard Bitzinger, miembro sénior de la Escuela S. Rajaratnam de Estudios Internacionales de Singapur. “Uno puede decir lo que quiera, que esto no está dirigido contra los chinos, pero la realidad es que potencialmente podría estarlo”.


‘Provocar burlas’

Corea del Sur ha asegurado desde hace mucho a China, su principal socio comercial, que no estaba en conversaciones con los Estados Unidos para el despliegue del Thaad, sigla en inglés de Defensa Terminal para Zonas de Gran Altitud. Las recientes acciones de Corea del Norte cambiaron eso, y los funcionarios de defensa de Seúl dicen que no pueden permitirse ignorar los reclamos de un escudo más fuerte contra las armas de destrucción masiva.

“Podría provocar burlas que una nación soberana como Corea del Sur no reforzara su defensa ante una amenaza creciente como los misiles nucleares de Corea del Norte”, dijo Park Chang Kwon, investigador sénior del estatal Instituto Coreano de Análisis de Defensa de Seúl. “El Thaad contribuye a disuadir a Corea del Norte de tener armas nucleares porque transmite un fuerte mensaje de que Corea del Sur responde y seguirá respondiendo con acciones enérgicas”.

Que Corea del Sur le abra las puertas al Thaad podría dar fuerza a los pedidos japoneses de seguir sus pasos. El ministro de Defensa Gen Nakatami dijo en noviembre que Japón está evaluando el despliegue del Thaad para protegerse de cualquier posible ataque de Corea del Norte. Japón y Corea del Sur ya tienen misiles Patriot y estos países, conjuntamente con China e India, están entre los que más gastan en defensa en Asia.