Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Se lucieron Estrellas del Oeste

Redacción La República [email protected] | Lunes 27 febrero, 2012



Se lucieron Estrellas del Oeste
Dominantes en tres cuartos del juego, pararon amenaza del Este en el cierre

La exhibición encestadora que encabezaron el alero Kevin Durant y el escolta Kobe Bryant permitió al equipo del Oeste vencer por 152-149 al del Este en la 61 edición del Partido de las Estrellas, que se disputó en el Amway Center, de Orlando.
De nuevo, el apartado deportivo desapareció por completo de la competencia y se trató de una exhibición individual por parte de ambos equipos en el que al final Durant con 36 puntos, siete rebotes y tres asistencias fue el líder indiscutible que además le hizo merecedor al premio de Jugador Más Valioso (MVP) del partido.
“Ha sido un final muy emocionante cuando hemos estado a punto de perder la ventaja y el partido”, declaró Durant, el alero estrella de los Thunder de Oklahoma City. “Llevarme el premio ha sido una bendición y cerrar un fin de semana muy especial para mí”.
Durant anotó 14 de 25 tiros de campo, incluidos tres de ocho triples, y 5-7 de personal, además de recuperar tres balones.
Junto a Durant, Bryant, el escolta estelar de Los Angeles Lakers, que estableció la mejor marca de puntos en la historia del Partido de las Estrellas al llegar a los 271 después de 14 participaciones, aportó 27 tantos, y en el tercer periodo con un mate superó la marca de Michael Jordan, que era de 262.
El equipo del Oeste estuvo siempre por delante en el marcador y llegó a tener hasta 21 puntos de ventaja después que se fue al descanso con parcial de 88-69, lo que estableció nueva marca de tantos combinados en un Partidos de las Estrellas al concluir la primera parte y también los 88 que consiguieron.
También fue marca el marcador final combinado (301), lo mismo que los 14 triples de 32 intentos de triples que consiguió el equipo del Este, mientras que el alero LeBron James, de los Heat de Miami, que lideró el ataque con 36 puntos, siete asistencias y seis rebotes, empató la suya propia al anotar seis de ocho desde fuera del perímetro.
Sin embargo, James perdió el balón en los últimos segundos al dar mal un pase que capturó Griffin y fue a la línea de personal para anotar el punto final del partido.
“No puedo perder un balón como ese”, declaró James, que en la segunda parte anotó nueve tiros consecutivos. “Creo que abandoné a mi equipo al final, pero por encima de todo ha sido un gran fin de semana”.
El escolta Dwyane Wade, compañero de James con los Heat, aportó un triple-doble de 24 puntos, diez rebotes y diez asistencias, que tampoco sirvieron para conseguir el triunfo.
Wade intentó el último triple del partido para ver si conseguía forzar la prórroga, pero el balón tampoco entró.
Pero la ironía del partido fue que se decidió por la gran jugada defensiva de Griffin, que fue la única, más importante y decisiva que se dio en todo el partido.

Orlando, EE.UU.
EFE