Saint Clare implementa nuevo sistema para aprender matemática
La directora general del Colegio Saint Clare, Lupita Páez, creó un aula de ambientes cotidianos para una enseñanza distinta de la matemática. Esteban Monge/La República
Enviar

Colegio incorpora método que es usado en Israel

Saint Clare implementa nuevo sistema para aprender matemática

Desarrolla la reflexión, más allá del aprendizaje de números y operaciones

El Colegio Saint Clare implementó un nuevo sistema para la enseñanza de la matemática desde preescolar.
La idea es que los niños desarrollen habilidades de reflexión más allá del aprendizaje de números y operaciones.


201412162231270.n22.jpg
El modelo se trajo de Israel, donde se aplica para ciencias desde 2012, y se denomina “centros de enriquecimiento de espacios abiertos”.
Se trata de resolver problemas de la vida cotidiana mediante la lógica matemática con tareas sencillas, como hacer una compra en un establecimiento comercial.
Los estudiantes asisten al centro de matemática de manera recreativa, pero a la vez, se busca reforzar sus destrezas.
Ese espacio de reforzamiento se sale de la norma de los contenidos. Se recrean ambientes cotidianos como un restaurante, una heladería, un supermercado y una gasolinera, entre otros.
“En Israel tienen un lugar integral donde hay música, ciencias y artes. Nosotros hicimos la variable en matemática. Yo fui con una beca e investigué las ventajas de tener espacios menos académicos y más de experimentación”, dijo Lupita Páez, directora general del Colegio Saint Clare.
El eje central de la educación en ese país es que los estudiantes aprendan sin recurrir continuamente a un libro o a una pizarra. Es un ejercicio mental, más allá de estimular la memoria.
Por ejemplo, en ciencias, uno de los ejercicios consiste en construir una tienda de campaña, entonces, una vez que se les entregan los insumos a los estudiantes y cumplen con la meta, deben analizar qué usaron, cuánto, por qué y para qué.
“Es una manera más lógica de pensar, que nosotros no tenemos en nuestros centros educativos”, comentó Páez.
La matemática presenta dificultades hasta desde la edad preescolar en reconocimiento de números, asociación de cifras y razonamiento, de ahí la necesidad de probar un sistema alterno al impartido en otras instituciones.
En ese nivel educativo hay algunos contenidos definidos por el Ministerio de Educación Pública, pero el mayor objetivo es estimular el desarrollo de habilidades y destrezas en los niños.
Todos los niños en el Saint Clare, con excepción de los de maternal, están asistiendo al nuevo centro una vez por semana.
Los resultados serán evaluados a partir del próximo año debido a que 2014 fue cuando se abrió la modalidad.
No obstante, el sistema tiene un componente social, que consiste en abrir sus puertas a las escuelas públicas que tengan interés en utilizar el aula.
Este año participaron dos escuelas de Cartago. En total, de la experiencia se beneficiaron unos 50 niños de centros públicos.
La visita es gratuita y los estudiantes solo deben tener interés en participar. “Lo ideal sería que cada año tuviéramos más instituciones que quieran hacer uso de las instalaciones”, agregó Páez.

María Siu Lanzas
[email protected]


Ver comentarios