Roberto Dobles

Roberto Dobles

Enviar
Lunes 14 Octubre, 2013

En relación con la electricidad, la refinación y distribución de combustibles, y las energías alternativas, el Presidente (de México) hace importantes señalamientos


Reforma Energética en México (III)

Con gran liderazgo, el Presidente Enrique Peña Nieto es claro en señalar los cuatro objetivos fundamentales que su reforma energética busca: “transformar y elevar la calidad de vida de todos los mexicanos”, hacer “del sector energético uno de los motores más poderosos de la economía nacional”, utilizar la energía “para mover y transformar a México” y convertir la riqueza energética nacional “en bienestar presente y futuro”.
En las dos columnas anteriores resumí los principales planteamientos con respecto a la exploración y producción de gas natural y petróleo. En relación con la electricidad, la refinación y distribución de combustibles, y las energías alternativas, el Presidente señala lo siguiente :
Electricidad:
“Actualmente, falta un árbitro imparcial que decida qué electricidad se vende, y ello se refleja en las altas tarifas eléctricas. Esto se debe a que la CFE es a la vez generador de electricidad, quien decide de cuáles plantas se toma la electricidad, y quien vende a los consumidores finales. Está obligado a ser juez y parte, al tener que elegir entre la electricidad que generan sus propias plantas y las de los particulares, que puede incluso, ser más baratas.
Las tarifas eléctricas son altas debido a los altos costos de generación de electricidad y a la falta de competencia en el sector. Con ello, se afectan los bolsillos de los hogares mexicanos, de la pequeña y mediana empresa y de los comerciantes, frenando la creación de empleos en México.
La apertura de la industria eléctrica permitirá que fluyan grandes inversiones al sector. La competencia en el sector permitirá además contar con tarifas más competitivas. Así, la industria y el comercio generarán más empleos, y a las familias ver una reducción en su recibo de luz”.
Refinación y petroquímica:
“Tenemos que fortalecer la refinación y la petroquímica nacional a través de la participación de empresas particulares, para así asegurar que en el futuro tengamos combustibles suficientes y a precios justos”.
Fortalecimiento y modernización institucional:
“La CFE y PEMEX se fortalecerán para darle competitividad a México.
Pemex y CFE tendrán más autonomía, serán eficientes e invertirán sus ganancias en donde sea más conveniente.
Tendrán mejor organización y herramientas para mejorar su gobierno corporativo”.
La CFE es la empresa estatal que genera, distribuye y comercializa energía eléctrica y PEMEX es la empresa petrolera estatal.
Energías alternativas:
“No se ha podido aumentar el uso del gas natural…, a pesar de que es hasta seis veces más barato que otros combustibles y mucho menos contaminante”.
“México no está aprovechando su potencial para extraer gas natural debido a la falta de inversión”.
Las reformas del sector energía y los cambios en la matriz energética (introduciendo y fortaleciendo la participación del gas natural, por ejemplo) que están realizando muchos países buscan reposicionarse estratégicamente para enfrentar los retos del siglo XXI con mayores y mejores ventajas internas y externas para beneficio de la sociedad.
Entre otros factores, estos cambios en el mundo se enfocan en reducir significativamente los costos de la energía y aumentar la seguridad energética (y económica), la competitividad, el empleo, el desarrollo económico, la sostenibilidad, el bienestar social y el desarrollo humano.


Roberto Dobles