Enviar
Sábado 16 Marzo, 2013

Representa (el boyeo) la forma de ser del campesino, que nos invita a luchar por la recuperación de valores tan nuestros y que poco a poco hemos perdido


Reconocimiento al campesino

El domingo 10 de marzo de 2012, boyeros de todas partes del país tomaron las calles de Escazú, para celebrar el Día Nacional del Boyero.
En esta oportunidad más de 200 yuntas provenientes de todo el país, con los mejores bueyes y carretas, participaron en un desfile que Salió del Parque de Escazú, y finalizó en el distrito de San Antonio.
Como parte de la tradición y antes del desfile, a los boyeros se les entregó una alforja donde llevan la típica “burra”, o sea arroz, frijoles, torta de huevo y agua dulce, así como un sombrero y un pañuelo, para que soportaran el largo día que les esperaba.
Después de la salida de misa de 10 a.m. en Escazú y al ritmo de la “cimarrona” del cantón y el baile de alegres mascaradas, dio inicio el desfile.
Se trata de una de las actividades más importantes que se hacen en nuestro país como homenaje al boyeo y al desarrollo del campesinado, pilares de la identidad cultural y nacional del costarricense.
Representa la forma de ser del campesino, que nos invita a luchar por la recuperación de valores tan nuestros y que poco a poco hemos perdido como, la humildad, honradez, sencillez, laboriosidad y solidaridad entre otros.
Virtudes que fueron puestas en práctica por nuestros ancestros y que dichosamente aún se mantienen en el seno de nuestras familias campesinas, desafiando a una cultura globalizadora que nos invade y que ha transformando a nuestra sociedad en un mundo de consumismo, despilfarro y falsos valores completamente deshumanizantes.
Según señala el historiador Luis Fernando Salas, hace 30 años, y con gran tino, el 17 de enero de 1983, el Concejo de Escazú declaró el primer domingo del mes de marzo como Día Cantonal del Boyero y Festival de la Carreta. La decisión del Concejo de Escazú fue un antecedente esencial para que, la Asociación Rescate de Tradiciones “El Boyero” de la comunidad de San Antonio de Escazú, junto con el Ministerio de Cultura, Juventud y Deporte declararan en el mes de octubre de 1988 y mediante decreto ejecutivo 18483-C, el Día Nacional del Boyero.
Por la tradición ya establecida algunos años antes, la celebración se realiza desde entonces el segundo domingo de marzo, en San Antonio de Escazú.
La Asociación Rescate de Tradiciones del Boyero está conformada por boyeros y personas del distrito de San Antonio de Escazú que muestran gran interés en la preservación de la tradición de este tipo de actividades, pero que también buscan preservar costumbres propias de la identidad costarricense como bailes, comidas, música y artesanías.
De esta manera, la historia del cantón de Escazú y de muchas comunidades del Valle Central de Costa Rica está íntimamente relacionadas con el oficio del boyeo.
Pudiera ser que por estar el distrito de San Antonio de Escazú, enclavado entre montañas y rústicos caminos, el impacto del proceso de modernización ha sido menor.
Es por ello que en esta comunidad, la tradición del boyeo y la carreta se ha mantenido con más fuerza e inspiró a los campesinos en el noble propósito de conservar y dignificar su modo de vida.
Vivimos junto a ellos esta fiesta que desde hace 25 años nos permite reencontrarnos con las raíces de nuestra identidad.

Jorge Protti Matteucci
Periodista