Enviar
Sábado 9 Noviembre, 2013

Un sistema de presupuesto por programas aplicado en el enfoque por resultados que se centra en productos y servicios finales que tengan impacto en los clientes y en mejorar su calidad de vida


Presupuesto basado en resultados

En la tercera mesa de diálogo nacional que realiza el Ministerio de Hacienda sobre la reforma fiscal, el Ministerio del ramo propuso avanzar hacia un presupuesto por programas basado en resultados, que muestre los indicadores, metas y que le permita al ciudadano medir la calidad de los servicios que recibe.
El presupuesto por resultados es una metodología y no un sistema, que se aplica dentro del sistema de presupuesto por programas, instrumento de gran utilidad para un mejor accionar del sector público, y no se ha utilizado en todo su potencial. Es conveniente aclarar que como sistemas solo existen el de presupuesto tradicional y el de presupuesto por programas. El presupuesto base cero y el presupuesto por resultados no son sistemas, sino mecanismos.
Los resultados previstos deben justificar las necesidades de recursos que obedezcan y estén ligadas a los productos necesarios para alcanzar esos resultados”, y se puede aplicar en el presupuesto por programas. Es conveniente aplicar elementos del presupuesto por programas enfocado a resultados considerando que Presupuesto por Resultados tiene como Propósito del cambio “Fortalecer la eficacia y equidad del gasto público, para contribuir a la mejora del desempeño del estado respecto al bienestar de la población, en particular, de los pobres y excluidos”.
Esto pone a la persona humana y su bienestar en el centro de la acción del estado. Se trata por tanto de mejorar el desempeño del estado en las áreas que mayor incidencia tengan en el bienestar de la población. El “Presupuesto por Resultados” es una metodología o “esquema de presupuestación que integra la programación, formulación, aprobación, ejecución y evaluación del presupuesto en una visión de logro de resultados a favor de la población, retroalimentando los procesos anuales para la reasignación, reprogramación y ajustes de las intervenciones”.
Es decir en sistema de presupuesto por programas aplicada en el enfoque por resultados que se centra en productos y servicios finales que tengan impacto en los clientes y en mejorar su calidad de vida, por lo que se debe establecer una nueva cultura de gestión donde el ciudadano sea el eje
Y establecer indicadores de eficiencia, eficacia y economicidad y calidad que permitan medir los resultados de la gestión institucional.
Me parece que si se aplica lo dispuesto en las Normas Técnicas sobre presupuesto público emitidas por la Contraloría General y hay voluntad y apoyo de los políticos se podría lograr utilizar el presupuesto por programas en todo su potencial y enfocarlo a resultados concretos para los clientes y la sociedad, como lo están haciendo ya algunos entidades descentralizadas.

Bernal Monge Pacheco

Consultor