Leiner Vargas

Leiner Vargas

Enviar
Martes 17 Junio, 2014

Flaco favor le hacen al desarrollo nacional los mecanismos de precio diferenciados y segmentados que ha venido propiciando el modelo regulatorio de SUTEL


Reflexiones

Precios de la Internet (I parte)

La Internet  es sin duda un bien meritorio, su acceso, disponibilidad de uso y cobertura, representan una gran oportunidad para el crecimiento y el bienestar de la sociedad. Es por eso que resulta crucial para el país una mejora en los mecanismos de acceso, de ampliación de anchos de banda y sobre todo, una mayor cobertura social y regional de la Internet  que garantice que este nuevo bien de interés público, este disponible para todos los costarricenses.
Flaco favor le hacen al desarrollo nacional los mecanismos de precio diferenciados y segmentados que ha venido propiciando el modelo regulatorio de SUTEL y que se pretenden consolidar, con la última propuesta de segmentar el precio según el uso de datos del usuario en los servicios de pago a posteriori de la Internet móvil.
Desde ya quiero expresar mi mayor desacuerdo con esa política de precios de la SUTEL y con las consecuencias sobre el bienestar de la misma. Totalmente errados están la Ministra de Ciencia y Tecnología y el actual Gobierno, con sus argumentos en contra de la ciudadanía y a favor de esta medida.
Ciertamente existe necesidad de tener un precio al servicio que cubra los costos de expansión de la red y de acceso de banda de los operadores, pero con lo propuesto por SUTEL estamos creando mecanismos de precio no competidos y sobre todo, ganancias monopólicas extraordinarias a operadores públicos y privados con la justificación en la saturación del sistema.
Es así como, el aumento en los precios de la Internet móvil se suma a la ya carísima Internet de hogar y la escasa cobertura y calidad de la Internet en zonas regionales y lugares públicos del país.
Es lamentable que la regulación de SUTEL no ponga interés en otros factores, tales como, la negociación de acceso a nodos de Internet entre operadores internacionales, precios oligopólicos de renta de equipos, escasa capacidad para ejecutar proyectos por parte de algunos operadores y fallas en la administración y gestión de los mismos.
Pagar con precios ruinosos para el usuario, servicios que son gratis en muchas partes del mundo, no es la solución correcta en un mercado abierto que claramente no es competido y que provocará, un rezago país muy significativo en este campo.
Quiero instar a la ciudadanía costarricense a oponerse de forma abierta y solicitar a la SUTEL una revisión de propuesta, de tal forma que el aumento de los precios para el uso de la Internet  sea detenido y replanteado, sujeto a significativas mejoras en acceso, cobertura, calidad del servicio y sobre todo, un compromiso de bajar los precios de la Internet  por parte de los operadores en los próximos años.
Es indispensable el cumplimiento del mandato del FONATEL y su ejecución, a la mayor brevedad, antes de cargar a los usuarios la ineficiencia y las ganancias extraordinarias de los operadores en telecomunicaciones.

Leiner Vargas Alfaro
www.leinervargas.com