Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NACIONALES


Peligra continuidad de estudio sobre pensiones de la Caja

Maria Siu [email protected] | Jueves 11 diciembre, 2014

“Si con el tiempo no se logran obtener los productos contratados, se debe valorar terminar con este contrato y hacer otra licitación”, dijo Ubaldo Carrillo, director de Pensiones de la Caja.


Institución manifestó duda de continuar con el contrato de $175 mil

Peligra continuidad de estudio sobre pensiones de la Caja

Resultados iniciales no convencen a la entidad ni a la Supen

La Caja externó dudas sobre la pertinencia de continuar con el contrato mediante el que se realiza un estudio de la sostenibilidad del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Lo anterior se debe a inconformidades que tanto personal de la Caja, como la Superintendencia de Pensiones (Supen), han manifestado en relación con los productos entregados por Eduardo Melinsky, consultor argentino encargado del estudio.
“Si esto no camina, es decir, si con el tiempo no se logran obtener los productos contratados, se debe valorar terminar con este contrato y hacer otra licitación”, dijo Ubaldo Carrillo, director de Pensiones de la Caja, a inicios de noviembre.
En un intercambio de notas, de las que este medio tiene copia, los miembros de la Comisión Técnica mencionaron la posibilidad de ampliar plazos para la entrega de productos y de la devolución de otros.
“La excepción es que se devuelvan los productos y la regla es que debe presentarlos tal y como está en el contrato, no es común devolverlo... La administración no debería estarle diciendo qué es lo que tiene que presentar”, señaló Ana Matilde Rojas, representante de la Supen.
En parte, las postergaciones de los productos se dan porque estos no responden a lo estipulado en el contrato, según la propia Comisión Técnica.
Uno de los productos que no se recibieron fue el denominado Análisis Retrospectivo del Régimen, debido a que habría presentado inconsistencias.
Dentro de los supuestos errores en los reportes se encuentra una confusión entre el aguinaldo y el salario escolar, como ingreso cotizable.
Otra de la valoraciones habla de aplicar la Ley de Contratación Administrativa y su reglamento de persistir los atrasos.
Uno de los principales problemas es que, ante las demoras, el consultor debe trabajar tres de los principales productos en este mes. 
De hecho, los documentos mencionan la posibilidad de que el informe no esté listo en enero como estaba previsto.
No obstante, entre los miembros de la comisión surge la preocupación de que los análisis no se hagan bien debido al “apresuramiento”.
El atraso en la entrega de la información por parte de la Caja y el hecho de que el consultor no estuviera en Costa Rica, se mencionaron como situaciones, que influyeron en que el resultado no fuera el esperado.
No obstante, el director de Pensiones de la Caja rechazó ante la Presidencia Ejecutiva de la institución que se hubieran entregado los datos fuera de tiempo al consultor.
“El señor Melinsky no solicitó de forma completa la información en su plan de trabajo entregado el pasado 21 de agosto”, afirmó Carrillo, quien firma como administrador del contrato.
Por otra parte, la Confederación Rerum Novarum pidió a la Comisión Técnica, que responda una serie de interrogantes sobre este proceso.
“La Junta Directiva debe rescindir contrato con base en lo establecido en el contrato y sus cláusulas y planificar para enero 2015 las opciones reales para contar con un estudio que permita retomar el diálogo social en este tema”, señaló Juan Carlos Durán, miembro del Comité de Vigilancia del IVM.
La Comisión Técnica Caja-Supen debe dar un informe conjunto de los aspectos técnicos y administrativos sobre los posibles incumplimientos, agregó.

 

María Siu Lanzas
[email protected]