Logo La República

Martes, 26 de octubre de 2021



NACIONALES


No se cierra Racsa

Danny Canales dannycanales.asesor@larepublica.net | Jueves 31 enero, 2013

Orlando Cascante, gerente de Racsa, reconoce que convertirse en un socio estratégico del ICE y no un rival, fue la ciencia de la recuperación de la empresa.Esteban Monge / La República


Registró fuerte recuperación financiera

No se cierra Racsa

Brindar servicios al Estado es la clave de la mejora

Ya no será necesario comprar candados para cerrar la operación de Radiográfica Costarricense (Racsa).

Esto porque no solo logró contener la caída financiera que sufría, sino que además recuperó terreno tras suscribir más de 400 nuevos contratos de negocios en 2012.
Es una gran noticia para los más de 350 colaboradores que tiene la entidad ya que se disipó la amenaza de despidos que rondaba entre pasillos.
Sorprendiendo incluso a sus propios jerarcas, Racsa recuperó $11 millones el año pasado.
Si bien concluyó con un déficit de $6 millones, al principio de año sus pérdidas superaban los $17 millones.
Transformarse de un proveedor de conectividad a un comercializador tecnológico principalmente del Estado, es lo que le devolvió oxígeno económico a la empresa.
En palabras sencillas pasó de concentrarse en Internet y Tv paga a ofrecer cuanta solución tecnológica necesiten las instituciones públicas.
Eso no quiere decir que renunció a los negocios con empresas privadas ni a brindar servicios innovadores en conjunto con algunos socios estratégicos.
El programa de cámaras en carreteras para regular el tránsito y la instalación de romanas para combatir el exceso de carga en las principales rutas son algunos de los nuevos negocios en que está concentrada Radiográfica.

También tiene a cargo la instalación del programa que permite sacar citas en los Ebais por celular o Internet y así evitar las madrugadas para garantizar al asegurado que los atienda el doctor.
Y en cuanto a las innovaciones, la empresa está en los detalles finales para sacar al mercado el servicio de televisión por Internet.
La penuria financiera de Racsa se originó en 2008, como secuela de la apertura del negocio de las telecomunicaciones.
En ese momento Amnet y CableTica, que eran sus principales socios, la abandonaron para enfrentarla y por el mayor músculo comercial se llevaron la mayor parte de la cartera de clientes.
Estimaciones apuntan a que de no haber girado hacia otro tipo de negocio las pérdidas actuales de la empresa rondarían los $30 millones.
Eso hubiera aumentado la presión de cierre que viene atormentando a los empleados de la institución.
En los tempos económicos más malos de la institución, una de las alternativas que se pensaron fue enviar un proyecto de ley al Congreso promoviendo su cierre.
Sin embargo, la nueva orientación de Racsa para sobrevivir creó un negocio ganar-ganar, comentó Orlando Cascante, su gerente.
Por un lado, las entidades estatales se ahorran el tener que comprar equipo tecnológico pues eso se lo provee Racsa y por el otro lado, la empresa se garantiza ingresos frescos, argumentó.
El poder ser contratada de forma directa por las instituciones del Estado es otra atracción que tiene Radiográfica, pues hace más ágiles los procesos, opinó Hernán Acuña, presidente de la junta directiva.
Los competidores de Racsa tampoco pierden ya que la institución los subcontrata para desarrollar algunos servicios, agregó Acuña.
Racsa fue creada en 1964 como una empresa mixta proveedora de servicios de telecomunicaciones.
Once años después pasa a ser exclusiva del ICE e inicia la comercialización de télex, fax e Internet.

Danny Canales
dcanales@larepublica.net






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.