“No me cobrarán desastre del PASE”: López
“Con la traición de que fui objeto me han victimizado como la persona que utilizaron para obtener una curul y después patearon así no más, para irse con Johnny Araya”, dijo Óscar López. Archivo/La República
Enviar

Confía en llegar de nuevo al Congreso

“No me cobrarán desastre del PASE”: López

Listo TSE para recibir en las urnas a las 400 mil personas con discapacidad

Aunque la fracción del Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE) ha sido considerada como “un completo desastre” en estos cuatro años, Óscar López, aspirante presidencial por ese partido y candidato a diputado por San José, confía en que la población que defiende lo apoyará una vez más para llegar a Cuesta de Moras.
Recuperándose aún de su visita al Cerro Chirripó que le dejó como recordatorio varias vejigas en la boca y la cara quemada por el sol, López, indicó a LA REPÚBLICA que el divorcio de los cuatro diputados actuales de ese partido con las necesidades de las poblaciones con discapacidad, no mermarán sus posibilidades de triunfo.
Esto, porque “la gente entiende que fui traicionado por quienes había impulsado hace cuatro años”.
“Con la traición de que fui objeto me han victimizado como la persona que utilizaron para obtener una curul y después patearon, así no más, para irse con Johnny Araya de Liberación Nacional. Eso lo sabe la población con discapacidad y estoy seguro de que se solidarizará conmigo”, indicó López.
Para el candidato presidencial, Víctor Emilio Granados, Rita Chaves, José Joaquín Porras y Martín Monestel, fallaron como legisladores, pues desde un principio dejaron de lado las luchas de las personas con discapacidad para unirse primero a la oposición y después el PLN.
De hecho, en estos cuatro años, López no pudo recordar algún proyecto impulsado por los diputados del PASE, razón por la cual se les declaró “no gratos” a mediados de octubre.
Pese a que asegura que ellos no hicieron nada, considera que su candidatura sí se justifica, pues a la hora de renovar las estructuras del Partido, logró incluir en la toma de decisión a varias organizaciones de personas con discapacidad que estuvieron alejadas por los diputados.

201312300029000.n22.jpg
“La Política Nacional de Discapacidad reconoció mi labor como diputado en 2010, al considerar que demostré que somos capaces de cualquier cosa, que no somos pobrecitos o algo así. Este logro, sin duda me ayuda a llegar al Congreso otra vez”, agrega López. Para lograr su cometido, espera que las 400 mil personas que tienen alguna discapacidad voten por él, entre ellos, también los de la tercera edad.
En ese sentido, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) tiene todo preparado para atender a ese sector de la población sin importar el problema que sufra.
Para ello, se dispondrá en cada una de las 6 mil juntas receptoras de votos plantillas en braile, lupas especiales y material antideslizante para evitar que la papeleta se mueva.
Asimismo, se contará con cierto tipo de prensas y un cobertor especial para hacer el crayón más grueso y sea más sencillo de agarrar.
En los casos en que la persona no pueda definitivamente votar por sus propios medios, los auxiliares electorales del TSE están capacitados para ayudarlos a emitir su sufragio.
El objetivo con todas estas medidas es ofrecer la garantía de voto universal y de forma privada para todas las personas que están dentro del padrón electoral y que puedan realizar su voto.
“A nivel de América Latina somos el único país que tenemos este tipo de cobertura especial para ayudar a los votantes con discapacidad. En realidad, no nos fijamos en el tamaño de este grupo de personas, pues a final de cuentas, estamos en capacidad de atenderlos a todos”, explicó Gerardo Abarca del TSE.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


Ver comentarios