No bote el celular... recíclelo
En nuestro país no existe una cultura de reciclaje de desechos electrónicos, pero poco a poco se está haciendo, dijo Andrea Morales, gerente de Responsabilidad Social de Gollo. Marco Monge/La República
Enviar

Perfil empresarial  Reciclaje

No bote el celular... recíclelo

Empresas se involucran en protección al ambiente

A la hora de pensar en reciclaje, lo primero que viene a la mente es papel, cartón o plástico; pero no en aparatos tecnológicos como celulares, pantallas y refrigeradoras.

201305242351450.pag22.jpg
El reciclaje de este tipo va creciendo poco a poco. El último año se aprovecharon unas 163 mil toneladas de equipos tecnológicos para sacar las partes que se podían reutilizar.
Estos productos contienen plomo, cobre o níquel que son sustancias nocivas que causarían enfermedades como cáncer y otras que generan deficiencias renales, circulatorias y cerebrales. Muchos de ellos pueden ser sacados para refundirlo y usarlo en otros aparatos.
Actualmente existe una orden del gobierno que obliga a productores, importadores y comercializadores de productos electrónicos a disponer de estos aparatos.
Es por eso que han aumentado las empresas que vieron en el desecho tecnológico una buena forma de ayudar el planeta y contrarrestar “el daño” que le hace al ambiente.
En términos generales se ha mantenido una cantidad estable de desechos recibidos, es por eso que mantenemos el servicio permanente, sí se ha alcanzado picos importantes como en enero o setiembre, dijo Andrea Morales, gerente de Responsabilidad Social de Gollo.
Hasta la fecha y desde que inició esta campaña en la empresa ha recogido 6 toneladas en las 115 tiendas alrededor del país en lo que va de 2013, solo por esta firma.
Para reciclar los aparatos digitales tiene que ir a alguna Tienda Gollo, y en el horario en que estas se mantengan abiertas
El procesamiento y reciclaje de estos artículos es realizado por un recuperador autorizado, que cuenta con todos los permisos de ley a nivel nacional e internacional, cuya planta está ubicada en la Zona Franca Zeta, e incluye el desmontaje y/o la destrucción de los componentes de equipos y software, con la subsiguiente separación y recuperación de los materiales.
También hay empresas que se encargan de recuperar estos desechos, como es el caso de Geep Costa Rica, quienes compran y reciben celulares, computadoras, equipo de oficina y baterías, los desarma y envía a Canadá para su tratamiento adecuado.
En sus plantas en el extranjero se obtienen el hierro, cobre y oro, entre otros materiales.
Los países donde se exportan estos residuos son Estados Unidos, Canadá, China y algunos países de África, ya que en el país no existe el equipo capacitado para manejar estos desechos.

Raquel Rodríguez
[email protected]

 

 


Ver comentarios