“No a cambios que golpeen a trabajadores”
Una clara rendición de las cuentas y que se visualice el uso de los recursos, es parte de las ideas de José María Villalta en el plano de control fiscal. Marco Monge/La República
Enviar

Debate fiscal
José María Villalta, candidato Partido Frente Amplio

“No a cambios que golpeen a trabajadores”

Tener un compromiso de rendición de cuentas es primordial en sus ideas

Creer en una reforma tributaria, pero que no contenga más impuestos dirigidos a la clase trabajadora del país, a la clase media, es la idea de José María Villalta.
El candidato de Frente Amplio cree que un diálogo para buscar acuerdos en temas fiscales es importante, pero antes es primordial recuperar la confianza del pueblo respecto al manejo de las finanzas públicas.
Por esto una clara rendición de las cuentas y que se visualice el uso de los recursos es prioritario, para que los ciudadanos estén de acuerdo con ajustes fiscales, que no necesariamente deben traducirse en mayores impuestos.

¿Cuál es su posición respecto a una reforma fiscal?
Estoy de acuerdo con una reforma fiscal, por un asunto de solidaridad y equidad. Las sociedades con mayor desarrollo económico, social y en materia de derechos humanos, son las que cobran impuestos en proporción a las capacidades económicas de las empresas y de las personas. Por ejemplo, según datos del BID, en los países que integran la OCDE, organización de países desarrollados, la recaudación por el Impuesto sobre la Renta ronda el 10% del Producto Interno Bruto.
En América Latina, por el contrario, no llega al 2% del PIB.
En el caso de Costa Rica, si bien también es necesario fortalecer la recaudación de los impuestos que ya existen, recobrar la confianza, el compromiso de la ciudadanía, demostrando que lo recaudado por impuestos sí se invertirá en mejorar la infraestructura y los servicios públicos, lo cierto es que todavía hay grupos que no aportan al país como podrían y deberían.
Esto tiene que cambiar. Así las cosas, no hemos estado ni estaremos de acuerdo con reformas fiscales que se han concentrado en aumentar impuestos indirectos, golpeando a las personas trabajadoras y a la clase media.
Pero sí creemos que es urgente reformar integralmente la Ley del Impuesto sobre la Renta y otras leyes que gravan directamente las utilidades, para asegurar que los ricos paguen como ricos, que los sectores económicos de altos ingresos, realmente contribuyan de acuerdo con sus ingresos reales.


¿Si resultara electo presidente, tomará en cuenta los resultados del diálogo fiscal que impulsa el ministro Ayales?
Toda iniciativa de diálogo nacional para buscar acuerdos es importante. Y, por supuesto que mi Gobierno tomaría en consideración sus resultados.
Sin embargo, lo primero que debemos hacer es recuperar la confianza de la gente y del empresariado en estos temas.
Todos los sectores, incluso los que traen inversión extranjera directa, quienes se benefician de una fuerza de trabajo educada, de alta calidad, de una red estable y barata de electricidad y telecomunicaciones, de una relativa estabilidad social y política; debemos ver a Costa Rica como nuestra patria y actuar en consecuencia.
Esto significa, asumir el compromiso de mejorar día con día a Costa Rica, de mejorar la calidad de vida de la gente. Concretamente, en relación con el proyecto del ministro Ayales, hace falta todavía más información.
Hay aspectos que no compartimos desde ya, como la intención de no cumplir con el mandato constitucional de asignar el 8% del PIB a la educación pública. Sin embargo, esperaremos la propuesta definitiva para emitir un criterio más detallado.

¿Cuál sería su tónica, para cambiar la cultura tributaria?
Lo primero es establecer un compromiso gubernamental al más alto nivel, en cuanto a que: Se rendirán cuentas claras, puntuales y transparentes de los destinos de la recaudación fiscal, mediante informes periódicos.
Se agilizarán los procesos para la inversión pronta de esos fondos en sus objetivos específicos y generales, de modo que la población sepa cuáles son las obras, mejoras y programas que se están financiando y pueda ver los resultados concretos de su aporte al país en la forma de impuestos.
Se fortalecerá la agencia recaudadora de impuestos del Ministerio de Hacienda y se hará cumplir la ley con decisión, al estilo de la IRS de Estados Unidos.

En la idea de Ayales, hay cuatro ejes medulares que integran todo el aparato tributario nacional. Dé el orden de prioridades para usted.

Creo que pueden mantenerse esos ejes generales. Sin embargo, yo invertiría los términos de la siguiente manera: 1. Orden, transparencia, fiscalización, seguridad jurídica y educación —llamado gobernanza fiscal— 2. Ingreso 3. Gasto 4. Financiamiento.
Primero es necesario recuperar la confianza de la gente y de las empresas.
Segundo, debemos llegar a un acuerdo para que haya un mayor ingreso tributario basado en la equidad y la solidaridad (reforma al impuesto sobre la renta y otros tributos progresivos como prioridad).
Tercero, debemos redefinir el gasto y las prioridades en función de la erradicación de la pobreza y de lograr una vida digna para el conjunto, debemos buscar el financiamiento complementario en condiciones favorables. Costa Rica sabe que las cosas pueden ser muy diferentes y por eso quiere darse la oportunidad con las ideas de este partido. 

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR



Ver comentarios