Neumococo, ¿gasto o inversión?
Enviar
Quitarla del esquema de vacunación estudia la Caja
Neumococo, ¿gasto o inversión?

Unos $6 millones costaron las dosis en 2011

Eliminar la vacuna contra el neumococo, que protege a los 70 mil niños que nacen al año, no solo generaría mayores problemas de salud pública, sino que elevaría los costos por hospitalización y tratamiento de los pacientes.
Unos $6 millones se destinaron el año pasado a la compra de esta vacuna, de los $161 millones presupuestados para todos los medicamentos que se utilizarían en los centros públicos de salud.
El debate para quitarla del esquema obligatorio de vacunación resurge tras la crisis financiera que vive la Caja Costarricense de Seguro Social.

Esto después de que los cuatro expertos que realizaron 81 recomendaciones para solucionar la situación de la Caja, aconsejaron analizar la relación costo-beneficio de mantener esta vacuna en particular.
Sin embargo, existen razones que justifican esta inversión, ya que evitar las enfermedades asociadas a esta bacteria, llevaría a posteriores beneficios económicos y sociales para el sistema de salud pública.
Esta bacteria se aloja en la nariz y la garganta de las personas; ataca con mayor fuerza a los menores de dos años y a los mayores de 60, y sirve de puerta de entrada a la neumonía y la meningitis.
Estas enfermedades tienen una alta tasa de mortalidad en los grupos de población más débiles y pueden ocasionar desde sordera hasta parálisis cerebral.
A pesar de que las estadísticas internacionales hablan de una incidencia de 50 enfermos por cada 100 mil personas, estudios realizados en nuestro país elevan esta cifra a 4 mil por cada 100 mil.
“Las vacunas no son un gasto, son una inversión. Por cada dólar invertido contra el neumococo, se ahorran de $4 a $8 en la atención de las enfermedades asociadas a esta bacteria, en la reducción de la resistencia a antibióticos y en los costos de su tratamiento”, expresó María Luisa Avila, pediatra e infectóloga del Hospital de Niños.
La aplicación obligatoria de esta vacuna entre los menores de dos años, fue impulsada por Avila durante el gobierno anterior, cuando ocupó el cargo de Ministra de Salud.
Lo curioso es que junto a la vacuna contra el neumococo, se agregaron las que combaten la tos ferina y la varicela, sin embargo, solo la primera es cuestionada.
Otro de los factores a tomar en cuenta para mantener esta vacuna, es que se ha demostrado que al proteger a los menores de edad contra esta bacteria, se genera un efecto rebaño a otros grupos de población como los adultos mayores.
El Ministerio de Salud actuará como garante del estudio que la Caja debe realizar para decidir si mantiene esta vacuna o no dentro del esquema obligatorio para todos los menores de dos años.
“El estudio se realizará con criterio científico y que este prevalezca en la toma de decisiones. Así buscaremos corregir la falta de información que se presentó durante 2009 cuando se introdujo esta vacuna”, aseguró Daisy Corrales, ministra de Salud.
En la actualidad, 60 países han incorporado la vacuna contra el neumococo dentro de su esquema obligatorio de vacunación, siendo Guatemala y Bolivia los únicos del continente que no lo han hecho.

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios