Mujeres relegadas a segundos puestos
El fin de semana anterior el PLN definió sus candidatos a diputado. Sandra Piszk, exministra de Trabajo, fue seleccionada por el segundo puesto de San José. Cortesía/La República
Enviar

Pocas encabezan listas diputadiles

Mujeres relegadas a segundos puestos

Próximo Congreso tendría más hombres

Aunque los partidos sí respetaron la alternabilidad de género en la escogencia de sus respectivos candidatos a diputados, esto no quiere decir que hombres y mujeres vayan en igualdad de condiciones a las elecciones nacionales.

201308272247560.n55.jpg
Al ser relegadas a los segundos puestos de las papeletas diputadiles —en una abrumadora mayoría de los casos—, las féminas ven reducidas sus opciones de llegar a Cuesta de Moras para el siguiente cuatrienio.
De esta forma, la próxima Asamblea Legislativa no tendrá una representación paritaria en cuanto al género, pues las mujeres solo encabezan seis listas de 35 posibles en el PLN, el PUSC, el Movimiento Libertario, el Frente Amplio y el PASE.
Esto es de vital importancia, porque la selección de los diputados se basa en un sistema de cociente y residuo, el cual privilegia a los primeros lugares de las listas diputadiles y ofrece tan solo una oportunidad para los segundos.
Por ejemplo, si el número mágico para obtener una diputación es de 25 mil votos y un partido recibe 28 mil, el sistema le otorga una diputación a esa agrupación y reparte los otros espacios de la provincia entre los partidos que superen o se acerquen más a esa cifra.
Una vez completada la ronda de los primeros lugares, el resto de los puestos se define por los votos restantes y ahí, es donde entran a jugar las mujeres.
En ese sentido, las provincias de Guanacaste, Puntarenas y Limón son las que limitan más las posibilidades de las mujeres, pues estas solo otorgan cinco diputaciones que primero se reparten los primeros lugares.
Al respecto, Carmen Muñoz, diputada por el PAC, indicó que el tema de la alternabilidad se discutió en el seno de la Comisión de la Mujer.
No obstante, no fue posible llegar a un acuerdo para esta elección, por lo que los partidos son los llamados más bien a respetar la igualdad entre hombres y mujeres a la hora de seleccionar quién lidera una papeleta.
“En el caso de los partidos que no tienen chance de llevar al Congreso una bancada grande sí incide mucho, pues los principales puestos de elección”, expresó Muñoz.
De acuerdo con el Tribunal Supremo de Elecciones la única regla en cuanto al tema de género que deben seguir los partidos, es la obligatoriedad de alternar los puestos de elección de forma vertical.
De las listas de candidatos a diputados analizados por LA REPÚBLICA, el PUSC es el que más dejó de lado a las mujeres, pues ninguna de las siete provincias lleva como primera opción a una fémina.
En el caso del PLN, estas se encuentran a la cabeza en las provincias de Cartago y Puntarenas, mientras que en el Movimiento Libertario ese honor les corresponde a las aspirantes de Guanacaste y Puntarenas.
“No creo que hayamos dejado a las mujeres solo porque no sean las primeras de la lista. Vea por ejemplo la fracción nuestra, tiene en estos momentos cuatro damas de nueve puestos y muchas de ellas, ocuparon el segundo puesto de elección”, aseveró Otto Guevara, líder de los libertarios.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios