Enviar

SOCIEDAD

Matrimonios homosexuales, boom para los negocios

Las bodas gais representan un mercado emergente para una industria que ha generado millones

201212051836030.m1.jpg
Si tan solo la mitad de las 700 mil parejas homosexuales en Estados Unidos tuvieran el derecho a contraer matrimonio, las bodas gais alegrarían a una alicaída industria con un ingreso adicional de al menos $10 mil millones, según Forbes
La creciente aceptación de los matrimonios entre homosexuales en Estados Unidos, avalada en tres estados más en los pasados comicios generales, supondrá un boom financiero para el millonario negocio de organizar bodas en este país.
Los votantes en Maryland, Washington y Maine aprobaron sendas iniciativas el pasado 6 de noviembre que reconocen los matrimonios entre homosexuales, y los negocios dedicados a planear con detalle las bodas, desde los hoteles hasta las panaderías, ya se frotan las manos.
El Instituto Williams de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), señaló en su página web que esos tres estados podrían generar al menos $166 millones en los primeros tres años de la puesta en marcha de esas iniciativas.
Tal como está previsto, las parejas homosexuales podrán ir al altar a partir del mes próximo en Washington, y desde enero de 2013 en Maryland y Maine.
Según el Instituto Williams, unas 1.979 parejas homosexuales prevén casarse en Maine en los primeros tres años, de un total de 3.958, y gastarán $15,5 millones.
El gasto adicional de las parejas homosexuales acarrearía una larga lista de potenciales beneficios: jugosas ganancias para los negocios, creación de empleos, y un aumento en las arcas del estado mediante la recaudación de impuestos locales y estatales, para Lee Badgett, director de investigaciones del Instituto Williams.
Las parejas estadounidenses gastan, en promedio, $25.631 en sus bodas, una cantidad que no contempla el precio del viaje de luna de miel, según la página web www.costofwedding.com.
La lista de gastos incluye la compra del traje, el alquiler de limusinas y salones de recepción, agencias de viajes, zapaterías, floristerías, papelerías, restaurantes, panaderías, decoradores, fotógrafos, sastrerías y bandas musicales.
En Estados Unidos, se multiplican los llamados planificadores de boda, pero ellos también tienen su precio.
El apoyo en las urnas a los enlaces entre homosexuales es significativo porque, hasta ahora, la mayoría de la población se había negado a autorizarlos casi todas las veces que fueron sometidos a consulta.
Ahora, el matrimonio entre personas del mismo género ya es legal también en Connecticut, Iowa, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Vermont y el Distrito de Columbia, mientras que en cinco estados se permiten uniones civiles, si bien no es un derecho reconocido por el Gobierno federal.


.Washington / EFE
 

Ver comentarios