Más madera tica para el mundo
El valor agregado de la sostenibilidad en los procesos permite atraer mercados que se preocupan por comprar solo a empresas certificadas, dijo Néstor Baltodano, presidente de Panamerican Woods. Gerson Vargas/La República
Enviar

Perfil empresarial  Comercio exterior

Más madera tica para el mundo

Alza en exportaciones de más del 200% en los últimos tres años

El comercio de madera en bruto hacia el exterior incrementó más de un 200% en los últimos tres años, repunte incentivado principalmente por el mercado asiático.

201305032319430.pag22.jpg
Debido a los altos costos en el procesamiento, el productor local prefiere exportarla como materia prima, de ahí que la madera en bruto lidere el comercio exterior.
Esa misma necesidad de procesar la madera motivó el ingreso de más producto chileno a suelo nacional, aumentando el déficit comercial el año pasado, indicó el estudio anual de la Oficina Nacional Forestal.
La madera en bruto es la que mantiene las exportaciones de este nicho, con su aporte permite que el sector se fortalezca cada año.
Mientras en 2009 el país exportaba $17 millones de este producto, el año pasado alcanzó los $57 millones.
En términos generales la madera nacional y sus derivados aprovechan el mercado exterior mayoritariamente de Estados Unidos, India y Singapur.
Se trata de regiones que tienen la capacidad de darle el procesamiento a la madera; la utilizan para construcción, para artesanías, no cuentan con la capacidad de producirla por lo que la importan, y la utilizan para elaboración de productos terminados que luego exportan a otros países, dijo Betsabe Álvarez, gerente de Comercio Internacional de Cadexco.
El país cuenta con la posibilidad de producir la de mejor calidad y la más apetecida, la teca.
Por su belleza física, su facilidad de trabajar y ser resistente se vuelve tan atractiva para el comprador en el exterior, dijo Néstor Baltodano, presidente de Panamerican Woods, principal exportador de teca del país.
Una mayor exportación de madera llega de la mano con un menor impacto ambiental. Producir madera de modo industrial en el país establece la preferencia de las plantaciones forestales, que inclusive predominan en la producción nacional, comentó Alfonso Barrantes, director ejecutivo de la ONF.
Por otra parte, los altos costos en el procesamiento de la madera imposibilitan que el productor local pueda llevarlo a cabo, lo que incentiva la necesidad de las empresas de importar más producto acabado.
“En Costa Rica el costo de manufactura es muy caro, la teca que se exporta es como materia prima, para que sea procesada en los países asiáticos, lastimosamente no somos competitivos en manufactura”, añadió Baltodano.
Las importaciones alcanzaron un incremento de $21 millones en 2012, debido principalmente al aumento de las importaciones de madera aserrada.
Lo anterior motivó un mayor déficit, que pasó de $3,5 millones en 2011 a $17 millones el año pasado.
Las importaciones de madera y muebles superaron incluso el valor máximo registrado, específicamente en 2008, indicó el estudio de la ONF.

María Fernanda Cisneros
[email protected]


Ver comentarios