Enviar
Sábado 26 Abril, 2014

Es fundamental contar con un modelo de desarrollo que establezca un rumbo claro para el país y que sea aceptado y compartido por la mayoría de los costarricenses


Los grandes desafíos de Costa Rica


Nuestro país debe afrontar en los próximos años retos o desafíos de gran trascendencia como la pobreza, la inseguridad ciudadana, la calidad de la educación, el deterioro del medio ambiente, la pérdida de valores, el abandono del sector agrícola, una infraestructura vial deteriorada y no acorde con la época actual.
Así como la apertura de las telecomunicaciones y de los seguros que ya se dio, y una posible mayor apertura del sector eléctrico a la generación privada y definir en la próxima administración si se realiza una reforma fiscal, que esperemos que sea progresiva, con énfasis en los impuestos directos.
El sector agrícola ha sido abandonado en los últimos gobiernos o ha recibido muy poca ayuda, por lo que se debe atender para que mejore y siga aportando divisas, empleo y un desarrollo más integral del país.
Puede ser el desarrollo del sector agrícola especialmente a través del pequeño y mediano productor un instrumento para disminuir la pobreza y la desigualdad social. Es necesario fortalecerle el crédito en condiciones más favorables.
Se debe afrontar la problemática del déficit fiscal, mediante una reforma tributaria o disminución de egresos. Hay que hacer un análisis integral de elementos como la evasión fiscal, el gasto público y establecer prioridades.
El plan presupuesto debe ser realmente la expresión en el corto plazo de los Planes de Desarrollo y de los planes estratégicos institucionales.
Es fundamental una reestructuración del sector público que con más de 300 entidades y 900 programas, tiene un accionar poco ágil y no se logran los resultados adecuados para mejor el desarrollo del país.
La estrategia para el mejoramiento de la gestión pública, debe propiciar un cambio paulatino pero radical, en las entidades del Estado, hacia una nueva cultura de la “Gestión pública orientada a resultados”, en la cual el ciudadano sea el eje del desempeño de la administración y se busque permanentemente el mejor aprovechamiento de los recursos y su utilización eficiente, eficaz y económica.
Nuestro país enfrenta serios problemas ambientales por contaminación del agua, pérdida de grandes extensiones de bosques, deterioro de los recursos pesqueros, mal manejo de las aguas negras que provoca contaminación en los ríos y gran deterioro del medio ambiente, reducción de las especies silvestres, son parte de la problemática.
No se da un desarrollo sostenible y sustentable, en beneficio de una vida más sana y de las futuras generaciones de costarricenses.
Me preocupa que el rumbo que llevaba Costa Rica de protección y de un desarrollo en armonía con el medio ambiente se ha desviado y se esta dando un modelo que no es sostenible.
Es necesario tener presente al plantearnos el modelo de desarrollo que queremos, que el crecimiento económico, el bienestar social y la protección ambiental deben marchar unidos, en una relación permanente.
Es fundamental contar con un modelo que establezca un rumbo claro para el país y que sea aceptado y compartido por la mayoría de los costarricenses.

Bernal Monge Pacheco

Consultor