Enviar
Lorenzo se esfuma
Aprovechó caída de Pedrosa para conquistar San Marino

En el Gran Premio de Holanda de hace pocas semanas, Jorge Lorenzo se quejó de que por culpa de Alvaro Bautista, piloto de Honda que lo botó en competencia, perdió 25 unidades de la clasificación general, que lógicamente aprovechó su archirrival por el título, Dani Pedrosa.
Bueno, ayer en San Marino, el asunto fue casi a la inversa.
Lorenzo, piloto de Yamaha, conquistó el GP corrido en el circuito Marco Simoncelli de Misano Adriático, bautizado así en honor del joven piloto italiano fallecido la temporada anterior, aprovechándose de una caída de Pedrosa en la primera vuelta, que lo sacó de competencia.
Sexta victoria de Lorenzo en la campaña, que le permite aumentar su ventaja en el Mundial a 38 puntos.
Un incidente en el momento de la salida de la carrera al fallar dos motos en la arrancada, la del checo Karel Abraham y Pedrosa, obligó la detención inmediata de la carrera y forzó a que todos los equipos tuviesen que poner nuevamente los calentadores de neumáticos.
Tras solventar ese problema inicial, el líder de la clasificación de entrenamientos, Dani Pedrosa, vivió momentos de tensión al no poder sacar sus mecánicos el calentador de la rueda delantera, lo que obligó a retirar la moto de la formación de salida.
La carrera, como consecuencia de esos problemas se vio reducida en una vuelta de los 28 giros previstos inicialmente.
El inconveniente le costó a Pedrosa pasar de la primera a la última posición de la formación de salida y con los nervios de la situación a flor de piel, salió como una exhalación para intentar recuperar terreno cuanto antes, pero su compatriota Héctor Barberá colisionó contra él antes de completarse la primera vuelta y ambos quedaron fuera de carrera.
En apenas un minuto quedó el camino expedito para Jorge Lorenzo, que supo aprovechar su oportunidad y con una fulgurante salida ya se colocó primero, secundado por un espectacular Valentino Rossi (Ducati), que durante todo el fin de semana afirmó que el podio no estaba tan lejos.
Tras algunos “tira y afloja” de Lorenzo, el campeón del mundo puso tierra de por medio a partir de la cuarta vuelta y dejó a Rossi, Bradl y Dovizioso pelearse por el resto de plazas del podio, sin cometer él un solo fallo hasta la bajada de la bandera de cuadros.
Rossi sacó a relucir su casta de campeón y poco a poco marcó distancias respecto a Bradl, que se las tuvo que ver con Dovizioso y hasta ellos llegó un “desmelenado” Alvaro Bautista, quien puso la valentía y hambre de podio hasta el final de la prueba y tras doblegar al italiano se marcó en busca del alemán, al que adelantó a nueve vueltas del final.
Vencedor Lorenzo, Rossi fue cómodo segundo, al igual que sucediera este mismo año en Francia, mientras que Alvaro Bautista pudo aguantar los envites finales de Dovizioso para lograr su primer podio de la categoría por apenas tres milésimas de segundo.

Gaetano Pandolfo
[email protected]


Ver comentarios