Liberación tirará casa por la ventana en enero
“Nosotros estamos convencidos de que representamos la opción más equilibrada, que estamos haciendo un esfuerzo para rectificar con moderación el rumbo del país”, manifiesta Araya.
Enviar

El 70% del presupuesto fue reservado para último mes

Liberación tirará casa por la ventana en enero

Campaña contra Villalta del Frente Amplio se intensificará

Cuando llegue enero,
Johnny Araya, candidato de Liberación Nacional (PLN), tirará la casa por la ventana para ganar las elecciones nacionales, o al menos, colarse en una segunda ronda.

201312202345540.n33.jpg
Esto, porque los verdiblancos reservaron alrededor del 70% de su presupuesto para el último mes de la contienda.
Con ese dinero, intensificarán los anuncios de televisión para resaltar las virtudes del candidato, así como para criticar a su rival directo, José María Villalta, del Frente Amplio.
Por otra parte, con esos ¢4.400 millones el PLN pretende pagar todos sus gastos de transporte, signos externos, comida y logística del 2 de febrero.
“Nosotros hemos gastado poco dinero porque tenemos claro que durante el mes de enero se hará la mayor cantidad de gastos”, indicó Orlando Guerrero, tesorero de la campaña liberacionista.
Los gastos frugales que señala Guerrero ascienden a poco más de ¢6.300 millones por concepto de un fideicomiso con el Banco Lafise.
A esos recursos, se les sumarían otros ¢500 millones por concepto de colocación de bonos tipo “B”.
El gasto que harán los liberacionistas en los últimos 30 días de campaña, se dará en momentos en que existe una fuerte puja por la presidencia de la República entre Araya y Villalta.
Esto, porque el verdiblanco suma un 27% de apoyo electoral contra un 23% del aspirante de izquierda, si se considera la última encuesta de CID Gallup para LA REPÚBLICA con la totalidad de la muestra.
Si ninguno de los dos llega al 40% de los votos válidos, el Tribunal Supremo de Elecciones tendrá que convocar a una segunda ronda durante el mes de abril.
Debido al bajonazo en la intención de voto a favor de Araya, los verdiblancos hicieron una serie de cambios en su estrategia.
Por ejemplo, rompieron el contrato con la empresa de publicidad La Tribu y contrataron a la firma Garnier.
Asimismo consideran la contratación de un asesor extranjero en comunicación.
Por otra parte, este miércoles el aspirante pidió a sus candidatos a diputados recorrer sus comunidades y advertir a los votantes sobre el supuesto peligro que representan Villalta y sus ideas ligadas al comunismo.
“Nosotros estamos convencidos de que representamos la opción más equilibrada y por eso, estamos haciendo un esfuerzo para rectificar con moderación el rumbo del país. La otra visión significaría el colapso del Estado costarricense”, manifestó Araya.
La campaña en contra de Villalta ya inició desde semanas atrás, no obstante, se intensificará durante el mes de enero.
Mientras el PLN reservó la mayor cantidad de los recursos para el último mes de la campaña, otros partidos hacen lo propio para no quedarse atrás.
Por ejemplo, el Partido Acción Ciudadana (PAC) y la Unidad Social Cristiana (PUSC), han tenido problemas con los fideicomisos firmados.
Esto, porque los bancos no se arriesgan a prestar el dinero si los partidos políticos no están bien ubicados en las mediciones de intención de voto.
En ese sentido, el PAC solo ha podido acceder a poco más de ¢700 millones, sin importar que su fideicomiso con Lafise asciende a más de ¢2.500 millones.
Por su parte el PUSC no logró amarrar ningún fideicomiso y por eso, decidió colocar bonos en el mercado para conseguir recursos.
Los socialcristianos tienen la esperanza de conseguir unos ¢1.000 millones.
No obstante, esta labor sería sumamente complicada, pues la más reciente encuesta de CID Gallup ubica a su candidato presidencial Rodolfo Piza con a penas un 6% de apoyo electoral.
Debido a esto, Otto Guevara, candidato del Movimiento Libertario, ha hecho un llamado a su contendor para que desista de la carrera electoral y más bien se una a él en la recta final de la contienda.
El objetivo es evitar el continuismo que representa el PLN y la “amenaza comunista que es Villalta”, de acuerdo a Guevara.

 

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR



Ver comentarios