Enviar
Falta de acuerdos en temas claves complica aprobación de ley
Lento avanza tránsito

Monto de multas, revisión técnica y cantidad de alcohol permitida, entorpecen trámite

Pese a que ya se encuentra en la recta final, la ley de tránsito avanza a muy poca velocidad en el Congreso.
Las diferencias entre los partidos en varios temas, prolongaría unos dos meses más la discusión de esa iniciativa en el Plenario, estiman los propios diputados.
Sin embargo, esto tampoco es garantía, porque podría pegarse definitivamente en una larga presa.
La cantidad de alcohol permitida al manejar y los parámetros que rodean a la revisión técnica, son algunos de los puntos que generan más polémica.
Asimismo, el permiso para que los carros que tienen el volante a la derecha circulen, afecta el trámite del proyecto.
Por otra parte, el monto de las multas que se discutió en comisión por dos años, no convence a algunos de los legisladores, quienes temen que la Sala IV se traiga abajo la iniciativa.
Esas y otras diferencias son tan marcadas, que esta semana los legisladores prefirieron modificar la agenda del Plenario y sobrepasar el obstáculo que significaba la ley de tránsito, para conocer y votar otras iniciativas.
Uno de los diputados que más cambios han propuesto al proyecto de ley, es Carlos Avendaño, de Restauración Nacional.
Esto, con el objetivo de alertar de una supuesta ilegalidad en la propuesta discutida y al mismo tiempo, insistir en su lucha de cero tolerancia al alcohol.
“Que cada palo aguante su vela, a nosotros nos quieren endilgar que frenamos el proyecto, pero la verdad es que este diputado incluyó la ley de tránsito en la agenda de proyectos que organizamos los diputados y no otros partidos”, afirmó Avendaño.
Otro de los cambios que han generado una distorsión a la ley de tránsito recientemente, está relacionado con la limitación de los carros discrecionales para los funcionarios públicos.
La bancada de la Unidad Social Cristiana (PUSC) propone que solo los más altos jerarcas de los supremos poderes tengan un vehículo a su disposición las 24 horas.
Esto significaría que ni los vicepresidentes, ministros, viceministros, magistrados, contralora, defensora de los habitantes, presidentes ejecutivos y gerentes de instituciones públicas, entre otros, no gozarían de ese beneficio.
Esta última propuesta no es del agrado de algunos partidos, pero el PUSC insistirá en aprobarla durante el trámite de la ley.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios