Enviar
Sábado 7 Diciembre, 2013

El proyecto Ley de Garantías Mobiliarias requiere el apoyo urgente de los candidatos para hacerse realidad


La urgencia de atender los asuntos importantes

Es valioso que se conozca de previo a las elecciones, el pensar y el actuar de los candidatos en relación con uno de los principales proyectos urgentes para el desarrollo del país —La Ley de Garantías Mobiliarias—. El proyecto requiere del apoyo urgente de los candidatos para hacerse realidad, ofreciendo una oportunidad única a los aspirantes a la presidencia de demostrarnos a los costarricenses su sentido de la urgencia en atender los asuntos de gran importancia para el país.
Dicha ley pretende incrementar el acceso al crédito, uno de los cambios fundamentales para el desarrollo socioeconómico de Costa Rica, donde tenemos un enorme segmento de la población no bancada y sin acceso al crédito, aún comparándonos con países menos desarrollados.


La forma en que se lograría que el financiamiento llegue a una mayor parte de la población es por medio de la ampliación de los bienes que pueden ser dados en garantía y del alcance sobre los derechos de los mismos, junto con un régimen unitario y simple que permita la constitución, publicidad, prelación y ejecución de las garantías mobiliarias en el Registro Público.
Permitiría además, dar en garantía cosechas, ganado, derechos futuros sobre el valor de la madera en pie, inventarios, maquinaria y equipo, contratos o sus derechos asociados, bienes intangibles como derechos de llave o marcas o software u otros tipos de propiedad intelectual, derechos de cobro sobre cuentas por cobrar o facturas o recibos de tarjetas de crédito, y flujos de caja en cuentas bancarias entre otros.
Adicionalmente, el bien garantizador puede respaldar líneas de crédito cuyo monto puede crecer si el valor del bien aumenta.
Leyes similares implementadas en países en vías de desarrollo en la última década, ya han demostrado grandes mejoras en indicadores económicos y un crecimiento sin precedentes en el crédito a los pequeños negocios. En México, donde la Ley se implementó a finales de 2010, junto con un sistema de registro transparente, público, electrónico, en tiempo real, y sin costos como porcentaje del préstamo, el crédito a los negocios se multiplicó por cinco en un año, para alcanzar $110 billones, de los cuales el 90% fue para pymes, y el 50% para el sector agrícola.
En Costa Rica, se requiere el apoyo urgente de los candidatos para que esta Ley sea una realidad. El proyecto se elaboró en una comisión interinstitucional de amplia representación, se presentó a la Asamblea Legislativa en febrero con el expediente No 18.709, y desde marzo la Comisión de Asuntos Económicos la envió a consulta a todas las instituciones y sectores involucrados.
Es fundamental que los candidatos a la presidencia de la República se aseguren de que los diputados de su partido en la Comisión no soliciten más audiencias para dilatar la aprobación y que dictaminen favorablemente el proyecto en los próximos días para que el Ejecutivo pueda convocarlo a extraordinarias en diciembre y se vote antes del receso de fin de año.

Carlos Mateo

Economista, MIT Sloan School of management