Justo Orozco en vitrina electoral
Las palabras de Justo Orozco de Renovación Costarricense no pasan inadvertidas. Su lucha anti gay le ha dado mayor notoriedad a un año de las elecciones.Marco Monge/La República
Enviar

Postura respecto a uniones homosexuales le da exposición

Justo Orozco en vitrina electoral

Notoriedad atraería a simpatizantes conservadores

La postura conservadora frente a las uniones homosexuales que lidera Justo Orozco en el Congreso, podría servir de trampolín político para

201303042224570.n22.jpg
Renovación Costarricense en las elecciones de 2014.
De la noche a la mañana, el legislador cristiano pasó de ser un diputado más en el Congreso, a ser uno de alto protagonismo.
Su posición en contra de las uniones gais y el lenguaje “florido” que utiliza para referirse sobre este tema, le han valido miles de críticas en las redes sociales.
Esto lo saben Orozco y sus detractores, quienes reconocen que la campaña que han montado en contra de él, para sacarlo de la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos, podría ser contraproducente.
“No podemos ocultar que muchas personas en Costa Rica piensan como él y que al darle tanta notoriedad haya gente que vote por ese partido en el futuro. No obstante, para mí es más peligroso quedarse callado y permitir que él siga con su política contra los homosexuales”, expresó Carlos Góngora, legislador por el Movimiento Libertario.
Desde que Orozco fue elegido como presidente de la Comisión de Derechos Humanos donde se discuten las leyes pro gais, los choques entre ese legislador y la comunidad homosexual han sido constantes.
El diputado ha indicado abiertamente que su objetivo es parar esas leyes “abominables que van en contra de la Biblia”.
Recientemente dio varias declaraciones ofensivas, que motivaron un movimiento cívico a través de las redes sociales para removerlo de esa comisión por su lenguaje ofensivo.
Pese a las críticas en su contra, Orozco disfruta el momento que vive y desde ya resalta que la próxima bancada de Renovación Costarricense continuará en defensa de los mismos principios.
“Un día de estos fui a almorzar en San José, la gente me reconoce y todo el mundo me felicita por lo que estoy haciendo en la Asamblea. Los gais hacen mucha bulla, pero el pueblo está con Dios y con la Biblia, con la verdad, eso es lo que piensa la mayoría de los costarricenses y los que piensen así pueden votar por Renovación”, indica Orozco.
La notoriedad que disfruta en los diferentes medios a un año de las elecciones se la desea cualquier político, pues bien manejada podría dar a Renovación Costarricense un bloque político más fuerte para los próximos cuatro años.
Aunque el legislador es la figura más visible en contra de las uniones homosexuales, lo cierto del caso es que diputados de todas las fracciones también están en contra de estas uniones.  Una encuesta realizada por LA REPÚBLICA, demuestra que al menos 21 indicaron  estar en contra de reconocer derechos a los gais.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios