Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Juan Gelman, inventor de palabras

Redacción La República [email protected] | Jueves 16 enero, 2014

En 2007 Juan Gelman recibió el Premio Cervantes, el más importante de las letras españolas. Internet / La República


LITERATURA

Juan Gelman, inventor de palabras

El gran poeta de las letras hispanas, falleció el martes a los 83 años en Ciudad de México

Juan Gelman era un inventor de palabras mucho antes de que la dictadura argentina asesinara a su hijo y le arrebatara a su nieta, una tragedia que marcó su vida y lo convirtió en un poeta volcado en una lucha contra el olvido que mantuvo hasta su muerte.
Gelman, uno de los grandes poetas de las letras hispanas, falleció el martes a los 83 años en Ciudad de México, el último de los destinos de su largo exilio, su “trastierro” en palabras del escritor.
Trabajador incansable, publicó el pasado fin de semana en el diario argentino Página 12 su última colaboración, una columna contra la colonización francesa.
En agosto, en su última visita a Buenos Aires, presentó “Hoy”, una recopilación de 300 textos poéticos con reflexiones sobre la realidad argentina que incluyen sus impresiones tras conocer la condena a los represores del centro clandestino donde estuvo secuestrado su hijo, Marcelo Ariel, asesinado por el aparato de la dictadura militar argentina (1976-1983).
En aquella ocasión, un Gelman emocionado prefirió dejar hablar a la poesía y leyó algunos de sus textos sobre las deudas con el pasado antes de despedirse del público que lo ovacionaba con un “gracias por estar aquí y sobre todo por aguantarme”.
Nacido en Buenos Aires en 1930, en el seno de una familia de emigrantes judíos ucranianos, en su juventud formó parte de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y de Montoneros, con los que rompería años después.
Amenazado por la Triple A argentina, se vio obligado a exiliarse en 1975 y un año después, su hijo Marcelo y su nuera, la española Claudia García, embarazada de siete meses, fueron secuestrados y asesinados por la dictadura.
La tragedia marcó la vida del poeta, que se volcó en la búsqueda de su nieta, entregada a la familia de un policía en Uruguay.
La lucha por la recuperación de la memoria fue una constante en la vida de Gelman, que hace solo un año reunió toda su poesía, 29 libros, en un solo volumen, bajo el título “Poesía reunida”.
Desde “Violín y otras cuestiones” (1956), considerado un acontecimiento para la llamada “Generación de los 60” de la poesía argentina, hasta “El emperrado corazón amora” (2010), también esta recopilación está marcada por el dolor, la dictadura y el exilio, aunque sin ira porque, como reconocía el autor en una entrevista, “la palabra es insurgente solo cuando toca el corazón”.

Buenos Aires / EFE