Intersectoriales aliviarían su vida
MENOS TIEMPO PERDIDO La posibilidad de viajar entre Santo Domingo de Heredia y Santa Ana, con la nueva intersectorial La Valencia-Santa Ana beneficiaría a Nancy Briceño, quien trabaja en Canal 9 y actualmente tarda hasta dos horas en llegar a su empresa. Gerson Vargas/La República
Enviar

Cuatro nuevas rutas entrarían en operación este año

Intersectoriales aliviarían su vida

Si usted trabaja en Santa Ana y necesita viajar a Heredia o San José le sería más fácil

Cuatro nuevas rutas de buses intersectoriales le facilitarían la vida este año. La posibilidad de viajar entre las ciudades de la periferia capitalina en uno o dos servicios sin necesidad de entrar al centro de la capital para hacer transbordo serán los primeros beneficios.

201403202251120.n444.jpg
SUPERAR EL CAOS VIAL Sin duda alguna las presas obligan a las personas a salir con mucha anticipación de sus casas, provocando la pérdida de tiempo en presas. Con las nuevas interlíneas, el tiempo y el presupuesto se podrían organizar mejor, comenta Giuliana Llanes. Esteban Monge/La República
Incluso los 65 mil empleados que laboran en zonas francas que se ubican en el área metropolitana, tendrán la oportunidad de contar con nuevos sistemas de transporte público.
Poner en funcionamiento las cuatro rutas restantes que completarían el proyecto de conexiones intersectoriales sería posible en los próximos meses.
Los buenos resultados de las primeras tres rutas que entraron en operaciones en octubre del año anterior como medida paliativa ante el caos vial originado por el hundimiento en Circunvalación revelan que las interlíneas son efectivas y resuelven necesidades de transporte para los usuarios.
En poco menos de cinco meses de operaciones la rutas ya movilizan 18 mil personas cada día en recorridos que no existían antes y que evitan a las personas tomar dos o tres buses.
Aunque hay problemas legales y conflictos entre empresarios que quieren participar en las intersectoriales y otros que buscan defender sus actuales rutas, es necesario un consenso para que el proyecto sea realidad.
Integrar a los autobuseros que operan en cada uno de los sectores restantes y darles prioridad para que participen brindando el servicio de interlínea ayudaría a reducir atrasos que finalmente solo afectan a los usuarios.
Las nuevas rutas serán Hatillo-Guadalupe, Escazú-Hatillo, Moravia-La Valencia, y Santa Ana-La Valencia.
Concluir los detalles para aprobar estas rutas es la labor en la que trabaja el Consejo de Transporte Público.
Queda pendiente hacer estudios técnicos que respalden la implementación de cada servicio, también se debe trabajar en pruebas de recorridos en carretera que permitan determinar posibles cambios viales y radios de giro de los buses.
Definir la ruta final para que una puntos céntricos y secundarios de las ciudades, al mismo tiempo que complementen los actuales servicios de buses que viajan a la capital es otro de los pasos que deben finalizarse pronto.
201403202251120.n44.jpg
También falta colocar la señalización y demarcación de las paradas para orientar a los usuarios de cada servicio, todos estos elementos permitirían arrancar con las cuatro rutas intersectoriales restantes.
Viajar entre las ciudades de la periferia sin necesidad de entrar al colapsado centro de la capital y sin caminar entre una parada y otra para hacer trasbordo, serán los beneficios para los usuarios.
Primero se dará un ahorro de tiempo de al menos media hora, por ejemplo, actualmente viajar entre La Valencia y Santa Ana es toda una odisea.
Implica tomar un bus en La Valencia hacia San José, llegar a la capital y caminar cerca de un kilómetro entre una parada y otra para llegar a los buses de Santa Ana que tardan cerca de media hora en llegar al destino final.
Con la intersectorial, el bus se tomaría solamente en La Valencia y recorrerá Barreal de Heredia, La Aurora, Belén, Pozos y finalmente el centro de Santa Ana, sin necesidad de transbordar.
El mayor beneficio de cerrar el círculo de servicio de las intersectoriales radica en que los usuarios podrán viajar por todas las ciudades periféricas con solo tomar uno o dos buses y las paradas están en el mismo punto.
“La gente necesita estos recorridos, la posibilidad de viajar con una tarifa fija y con menos tiempo perdido en los buses ayudará a quienes usan el transporte público”, explicó Maritza Hernández, presidenta de la Cámara de Transportes.
Menos tiempo, un recorrido menor y una tarifa estándar para todos los servicios le ayudarán a planificar mejor sus viajes en transporte público para llegar al trabajo o a la casa.
Las trabas para que las interlíneas arranquen se dan por problemas legales entre empresarios que ofrecen los servicios actualmente y quienes desean participar en las nuevas rutas.
Por ejemplo, en el caso de la posible ruta Hatillo-Guadalupe, hay un proceso en el Tribunal Contencioso Administrativo presentado por La Periférica que actualmente opera en ese sector.

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR

Ver comentarios