Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Independientes...¿para qué?

| Sábado 15 septiembre, 2012




El mundo de hoy es diferente al de hace 191 años, pero si el anhelo de vida continúa, es de suponer que lo que han ido cambiando son solo las formas de alcanzarlo

Independientes… ¿para qué?

Al celebrar el 191 aniversario de haber decidido ser país libre e independiente de España, hemos preguntado a algunos jóvenes por qué creen que se tomó esa decisión.
Todos respondieron que suponen que fue para no depender de otro país sino tomar nuestras propias decisiones sobre lo que queríamos ser y cómo deseábamos vivir.
Puntualizando más, algunos dijeron que no tenemos una tradición cultural muy sólida puesto que nos adherimos muy fácilmente a muchos hábitos, formas de vida y costumbres que llegan desde el exterior.
Otros reconocieron como sentimiento generalizado que nos unen bastante el amor a la naturaleza y nuestro deseo de protegerla, de conservarla y el anhelo de vivir en paz.
Esto, que no fue un estudio científico sino apenas algunas preguntas al azar a personas jóvenes, sirve de todos modos para concluir que quizás la mejor forma de celebrar cada año nuestra independencia pudiera ser la de una madura reflexión acerca de para qué quisimos ser libres, si lo hemos logrado y en qué medida, o si, por el contrario, somos aún dependientes y en ese caso de qué o de quiénes y por qué.
Es indudable que el mundo de hoy es otro, diferente de aquel en el cual Costa Rica decidió independizarse. Pero si el anhelo continúa, es de suponer que lo que han ido cambiando son solo las formas de alcanzarlo.
Sin embargo, la cavilación más importante a estas alturas debería ser ¿libres para qué?
Si nos atenemos a las respuestas de los costarricenses hechas en múltiples ocasiones para conocer sus más íntimos anhelos, deberíamos coincidir en que quieren ser libres para disfrutar la vida con seguridad, sin violencia, con tener derecho a una buena salud y educación de calidad para todos, a un trabajo motivador que incentive a superarse y a una justa remuneración por el mismo.
Por eso, deberíamos preguntarnos en un día como hoy: ¿se está haciendo todo lo necesario para alcanzar ese anhelo por el cual quisimos hace 191 años y queremos aún ahora ser independientes?...
Cada costarricense que pretenda elevar su nivel de conciencia debería preguntarse cada 15 de setiembre cuál es su aporte para el logro de esa vida mejor que imaginamos cuando decidimos intentar ser libres para construir nuestro destino.