Enviar
Las tasas de interés seguirían al alza ante negativa de legisladores a discutir proyectos fiscales
Inactividad legislativa alerta a empresarios

Salida de Leonardo Garnier y Luis Liberman polariza posturas entre Chinchilla y diputados

Las posibilidades de que este lunes el Congreso regrese efectivamente a trabajar son mínimas. Desde ya, los legisladores anuncian un atrincheramiento en distintas estrategias para empantanar la agenda.
Esta será su constante hasta que Luis Liberman y Leonardo Garnier renuncien a sus puestos de vicepresidente de la República y ministro de Educación respectivamente.
Lo único claro a este momento es que la oposición se reunirá el lunes durante la mañana para definir la manera en que presionará la salida de ambos funcionarios.
Por el momento, mantiene su palabra de frenar la discusión del proyecto de eurobonos.
Esa iniciativa ayudaría a quitar presión al alza en las tasas de interés para los créditos bancarios.
Desde el punto de vista de Laura Chinchilla, beneficiaría a los deudores y mejoraría las condiciones para quienes evalúan contraer un crédito.
El ambiente que esta parálisis política genera al sector empresarial se traduce en atrasos en la agenda de proyectos importantes, y al mismo tiempo, podría estar encareciendo los precios de operación.
“El proyecto de eurobonos es un paliativo para solventar el problema del déficit fiscal y no una solución a largo plazo”, expresó Gonzalo Delgado, presidente de la Cámara de la Construcción.
Asimismo los diputados de oposición no descartan entrabar otras iniciativas fiscales, así como interpelar públicamente a los dos funcionarios.
En ese sentido esperaban que las dos semanas de receso legislativo sirvieran a la mandataria para tomar decisiones.
Sin embargo, lejos de eso Chinchilla acuerpó a Liberman y a Garnier, y de paso demeritó el informe de la Procuraduría de la Etica.
Ese documento establece la supuesta violación de “principios éticos de integridad”, “de rectitud” y “de objetividad” por parte de Liberman y Garnier.
“Como protesta hemos venido considerando oportuno no aprobar ningún proyecto de ley hasta que se dé un cambio de actitud”, indicó Walter Céspedes, diputado de la Unidad Social Cristiana.
Por otra parte, el Gobierno conserva la esperanza de que estos días sirvieran para que los diputados recapaciten y que la agenda avance para aprobar iniciativas como transparencia fiscal, fortalecimiento de la gestión tributaria e investigaciones biomédicas, indicó Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia.
Este lunes se reanudan las sesiones en Cuesta de Moras.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios