Enviar
Lunes 5 Mayo, 2014

Mientras el mercado regional oferte electricidad a precios menores que el costo marginal de producirla internamente, se debe hacer uso de este


Importación eléctrica, complemento energético

La importación de electricidad procedente del mercado centroamericano es una medida útil para reducir los costos de la electricidad y, como tal, complementaria a las acciones que se tomen, para satisfacer la demanda nacional.
Mientras el mercado regional oferte electricidad a precios menores que el costo marginal de producirla internamente, se debe hacer uso de este.
La Intendencia de Energía ha sido enfática en que —en el cortísimo plazo, con las condiciones dadas—, la importación de electricidad es una opción para reducir costos, en particular porque sustituye parte de la generación térmica local —que es mucho más cara—.
Además de las importaciones de electricidad, el país debe apostar a la explotación de fuentes geotérmicas y, quizás, en un futuro, a la importación de gas natural para generar electricidad.
Ninguna de esas acciones es contradictoria, sino más bien todas son complementarias. La diferencia, entre ellas radica en la oportunidad de implementación.
En estos momentos, es rentable importar electricidad a precios más baratos que el costo de producirlos internamente, como acción inmediata. Las otras dos son de mediano o largo plazo.
Para reducir, en el mediano plazo, los costos de la electricidad, la ARESEP ha estado impulsando a las empresas eléctricas para que emprendan acciones que permitan abaratar los costos de generación.
En esto se incluyen acciones como reestructuración de deudas y optimización de mecanismos de financiamiento, para que sean más eficientes y se adapten mejor a la vida útil de los proyectos, de modo que no haya subsidios intergeneracionales que, en buena medida, encarecen las tarifas actuales.
Así mismo, se trabaja en la elaboración de indicadores de productividad que permitan implementar acciones para mejorar la eficiencia en los costos de las empresas reguladas.
La diversificación de la matriz energética con fuentes renovables, de acuerdo con el potencial energético del país, es otra acción que ha merecido el impulso de la ARESEP. Para ello podría ser útil elevar los topes a la generación privada para incorporar proyectos con precios más competitivos.
De la mano con estas iniciativas, también estamos de acuerdo con la importancia de propiciar el mayor uso del potencial geotérmico del país, según se ha sugerido.
De adoptarse esta medida, se podrían ver notables beneficios en el mediano plazo.
Todas estas medidas se complementan, no son excluyentes entre sí.

Juan Manuel Quesada

Intendente de Energía
Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos