Enviar
Sábado 7 Julio, 2012

Idiosincrasia inaceptable

Parece que están en lo cierto los que afirman que los ticos dejamos todo para el último momento.
Podemos fácilmente observarlo el día anterior a cualquier celebración en la que se acostumbre dar regalos, llámese Día del Padre, Día de la Madre o Navidad, los tumultos en los centros comerciales y supermercados son simplemente insoportables, si bien, es una costumbre molesta y digna de estudio sociológico, nadie se muere por no recibir un regalo.
El verdadero problema se da cuando esta idiosincrasia tica va más allá del ámbito comercial y empieza a afectar la salud de toda nuestra sociedad, como lo está haciendo el atraso de la Asamblea Legislativa en la aprobación de un proyecto de ley que regule las investigaciones biomédicas en Costa Rica.
Costarricenses han muerto sin la oportunidad de agotar todas las opciones terapéuticas, como lo es ingresar a un estudio clínico que podría significar una oportunidad real de salvar su vida o mejorar su salud.
Pero como es frecuente en nuestro medio, no se hace lo necesario hasta que se cae el puente, sucede alguna fatalidad o el responsable se encuentra entre la espada y la pared.
Desde enero 2010 empezó el lento recorrido del proyecto de ley 17.777, Ley Reguladora de la Investigación Biomédica, por los adustos andurriales de la Asamblea Legislativa, en febrero 2011 fue aprobado de manera unánime en Comisión Legislativa, dejando para el último momento posible su discusión en el Plenario Legislativo a pesar de estar acorde a las regulaciones internacionales vigentes sobre el tema y haber sido discutido y revisado por doctos en la materia.
Si las señoras y señores diputadas y diputados desean dejar para lo último la compra de los regalos navideños como es la idiosincrasia de nuestro país, pues es cosa de ellos, pero no hagan eso con su obligación de legisladores, no hagan eso con la salud de los costarricenses, ya tuvieron muchos meses para discutirlo y hacerle los cambios que consideraran pertinentes y lo que hicieron fue entrabarlo y dejarlo para lo último, ahora urge porque hay gente muriéndose.
Por favor lleguen a un acuerdo, discutan este proyecto de ley antes de que sea demasiado tarde para más costarricenses.

Juan Carlos Jara Espinoza
Monitor Clínico y estudiante de Derecho