Hay algo que Volkswagen puede hacer para parar de sufrir
Enviar

Primero, nos enteramos de que Volkswagen vendió 11 millones de autos diésel diseñados específicamente para ocultar emisiones mortales de óxidos de nitrógeno. Ahora se nos dice que otros 800 mil vienen escupiendo lecturas defectuosas de dióxido de carbono, justo lo que tratarán más de 80 líderes mundiales este mes en reuniones por el clima en París.
Es difícil imaginar un escándalo más perjudicial. Esta es una empresa que construyó su marca moderna en base a la eficiencia, la ingeniería y las sensaciones cálidas y felices (piense en los jarrones de flores incorporados a los Escarabajos de VW y en los comerciales de amigos queridos manejando hechizados por el álbum Pink Moon, de Nick Drake). Engaño, polución y cáncer de pulmón. Eso no inspira sensaciones cálidas y felices.
Desde que estalló el escándalo, Volkswagen perdió cerca de la mitad de su valor de mercado y los precios de sus autos están en caída.
Para no perder a una generación de entusiastas, estas son tres cosas que la empresa debe hacer para remolcarse fuera del estiércol:

Confesar todo. Si hay más problemas, Volkswagen tiene que encontrarlos y revelarlos inmediatamente. Hacerlo lentamente y de a cuentagotas es peor que una gran confesión.

Arreglar los problemas. Los clientes compraron modelos Volkswagen creyendo que eran vehículos veloces, eficientes en su uso de combustible y ecológicos. Hay que arreglar los autos para que sean así u ofrecer reembolsos.

Ganarle a Tesla. Mientras los ingenieros de Volkswagen escribían códigos de software para hacerle creer al mundo que el diésel podía ser un combustible de quema limpia, Tesla construía el auto a batería del futuro. Olvide las trampas respecto de las emisiones: los autos eléctricos ni siquiera tienen caños de escape. Tesla le lleva una ventaja de miles de millones de dólares, pero se trata de Volkswagen, el mayor fabricante de vehículos del mundo. VW podría aplastarla.

Hace algunas semanas, Volkswagen emitió un comunicado de prensa en el que se comprometió a hacer de la eficiencia una prioridad más alta tras el escándalo, con un foco en los autos eléctricos e híbridos. Pero se trata en su mayoría de cosas incrementales: una nueva plataforma modular para crear versiones eléctricas de las transmisiones de autos populares y la próxima generación del modelo Phaeton de alto rendimiento pensada para los compradores de Tesla.


Ver comentarios