Enviar

Raphäel Cohen viene al país a dar charlas a partir de mañana

Gurú de la innovación

La mayor equivocación es creer que se tiene el conocimiento cuando no es cierto

201302172148180.n5.jpg
Hay quienes esperan a que les tracen el mapa para hacer su recorrido. Raphäel Cohen dibuja el mapa y traza los nuevos caminos para que los emprendedores pongan en marcha su proyecto, desafiando el tradicional plan de negocios con su propio modelo. Cohen está firmemente convencido de que la mina de oro de una empresa está en sus empleados. El doctor en economía viene al país por invitación del Consejo de Promoción de la Competitividad y dará talleres sobre innovación a emprendedores, ejecutivos, académicos y científicos, a partir de este martes en el Hotel Radisson.

¿Qué expectaciones tiene del clima de innovación en su visita a Costa Rica?

He sido invitado por el Consejo de Promoción de la Competitividad (CPC) para compartir mi experiencia en otros países, donde ayudamos a las personas a aprovechar oportunidades e impulsar su carrera. Con el correcto acercamiento podemos empoderar a las personas para que proactivamente busquen las oportunidades que les pueden cambiar las vidas y que pueden brindar ventajas competitivas a sus empresas. Todo esto se traduce en incrementar la agilidad.

¿Qué rol desempeña la innovación en el desarrollo de los países?

Como la innovación brinda un incremento en la competitividad, esto se traduce en creación de trabajos. Como esos trabajos requieren más competencias de lo usual, se mejoran las habilidades de la fuerza laboral. Esto significa que habrá trabajos mejor pagados, por lo que salarios más altos incrementan los estándares de vida. Como la clase laboral de Costa Rica tiene un alto nivel de educación, estará mejor preparada para manejar estas oportunidades de creación de valor. Sería una lástima no enseñar las herramientas que permitan crear más empleos. Esta es una de las líneas claves de acción que la CPC ha implementado en Costa Rica y estoy feliz de poder contribuir en esa dirección.

¿De qué manera el Gobierno puede impactar positivamente en la cultura de innovación, más allá de las acciones obvias de entrenamiento y promoción?

La innovación no solo significa crear nuevas empresas, también está en aprovechar oportunidades en el contexto de las empresas existentes donde se pueda estimular la innovación. Israel lo ha hecho exitosamente. El Gobierno también puede implementar impuestos crediticios u otros esquemas para motivar el financiamiento de nuevas empresas. El Gobierno podría practicar lo que predice reduciendo la burocracia y simplificando sus propios procesos.
Recientemente contribuí a la escritura de Governprenuship, un libro que explica cómo el emprendimiento puede ser desplegado en el sector público. Estos ejemplos muestran que aparte de entrenamientos y promoción, el Gobierno puede lanzar muchas iniciativas para impulsar la innovación. De hecho, no solo el Gobierno puede hacer algo, otras instituciones pueden contribuir también. Por ejemplo, en un país en Europa estoy cooperando con la Iglesia para motivar a la gente a ser más emprendedora.

¿La innovación depende más de la disponibilidad de una fuerte comunidad científica o una comunidad de negocios?

Las dos son necesarias: la comunidad de negocios necesita innovación tecnológica para obtener ventajas competitivas. Por el otro lado, los científicos necesitan gente de negocios para llevar los productos al mercado y financiar su comercialización. Al enseñar la comprensión de negocios a científicos e ingenieros no solo hemos puesto un puente en la brecha, sino que estamos incrementando la agilidad de las compañías.
No me extraña que la CPC haya pedido que yo maneje ambas comunidades, la académica y la de negocios. Contribuir a generar el correcto ecosistema puede impulsar oportunidades de innovación para economías emergentes.

Usted llega a un país donde hay muchas ideas y emprendedores, pero la mayoría no reciben el apoyo económico que necesitan para desarrollar sus proyectos. ¿Cómo motivarlos en un ambiente donde el crédito y la ayuda de inversionistas no es fácil de obtener?

Muchos emprendedores no saben cómo vender sus ideas. Una vez que entiendan la psicología de los inversionistas se vuelve mucho más fácil encontrar el dinero que necesitan.
Mis charlas en Costa Rica muestran las herramientas para hacerlo. Los que no pueden llegar a los talleres pueden leer mi último libro “Winning opportunities, herramientas probadas para convertir proyectos en éxito (sin un plan de negocios)”. Se puede descargar, sin costo alguno en www.winning-opportunities.org. La buena noticia es que gracias al CPC habrá una versión en español disponible en el futuro.

Muchas compañías no toman en cuenta las ideas e iniciativas de sus empleados. ¿Cómo afecta este comportamiento los resultados de una empresa?

Tiene razón. Está demostrado que la primer fuente de innovación son los empleados. La segunda fuente son los socios de negocios y la tercera, los clientes. Como las empresas no se dan cuenta que están sentadas en una mina de oro —sus empleados— no pueden disfrutar del oro. Hemos demostrado que con el acercamiento adecuado las compañías pueden desencadenar este potencial y adquirir ventajas competitivas gratificantes. Desafortunadamente, muchos líderes de negocios no saben cómo hacerlo y su compañía se priva de esos frutos que están al alcance.

¿Cómo se detecta un emprendedor dentro de una organización? ¿Cómo se diferencia esta persona del empleado regular?

Hay una gran diferencia entre la gente que solo tiene ideas y los que tienen un proyecto totalmente analizado. Solo los últimos son emprendedores porque son capaces de identificar oportunidades, de analizar su factibilidad, de convencer a su jefe que esta oportunidad vale la pena implementarla. Esto, por supuesto, no es fácil, pero he observado que aquellos que aprenden las habilidades específicas para hacerlo, disfrutan de una positiva evolución de sus carreras. Las compañías dispuestas a detectar esos cambios pueden implementar diferentes mecanismos para apoyarlos.
Por ejemplo, programas como el impulsador de agilidad o el MicroMBA se han usado en diferentes compañías y han revelado muchos talentos.

En Winning opportunities usted motiva a los emprendedores a impulsar sus proyectos sin tener un plan de negocios. ¿Cómo le explicaría esto a los gerentes que han estudiado que elaborando un plan de negocios es la manera correcta de desarrollar iniciativas?

Los planes de negocios son indispensables para desplegar la estrategia de una corporación. Ese es el propósito por el cual fueron inventados, pero no significa que esa sea la forma más adecuada para manejar la innovación. De hecho, cuando la gente se da cuenta que hay una manera más amigable con el usuario y una alternativa más efectiva para convencer a los tomadores de decisiones y a los inversionistas, ya no quieren escuchar más de planes de negocios. Desde que vengo con esto desde hace años, no he tenido una sola persona que haya intentado contradecirme. Talvez asusto a los aficionados de los planes de negocios. Admito que los planes de negocios han sido la mejor práctica, pero ya no es así, ahora que hay una mejor alternativa disponible. Antes de que el cuadro de mando integral fuera inventado, la gente consideraba que gerenciar con indicadores financieros era la mejor práctica. Afortunadamente, nuevas y mejores prácticas reemplazan las mejores del pasado.

¿Hay una diferencia en la cultura de las empresas en la manera como perciben la innovación?

Definitivamente. Algunas compañías, o debería decir, su gerencia, creen que las buenas ideas vienen de Gerencia y de sus empleados solo se espera una excelente ejecución. En el otro extremo otros reconocen el hecho que los empleados son la fuente primaria de innovación y les dan permiso para innovar. El verdadero problema es que muy pocos gerentes han sido entrenados para entender cómo se estimula la innovación y qué se debe hacer para que pase. Muy seguido la gente tiende a replicar el comportamiento de sus jefes previos. Es lo mismo con los niños que han sido golpeados por sus padres: probablemente golpearán a sus propios hijos, hasta que aprendan que hay otras maneras de educar a los niños.

Hay una tendencia a creer que innovación está estrictamente relacionada con tecnología, ¿qué más viene con la innovación? ¿Cómo cambiar esta perspectiva?

Tomó diez años para la comunidad médica aceptar que las úlceras eran causadas por una bacteria, a pesar de la evidencia científica. Esto demuestra el poder de limitar creencias. Espero que una vez que las personas se den cuenta de que las oportunidades fuera de la tecnología son una gran fuente creadora de empleos y bienestar, cambien su mentalidad.
Mi libro da suficientes ejemplos que lo prueban y espero que inspire a lectores a aprovechar las oportunidades. Si este mensaje es promocionado en los medios, universidades y escuelas, acelerará el proceso y creará mayor bienestar. Esto es precisamente lo que estamos tratando de lograr con la CPC en Costa Rica. Ellos han entendido la importancia de estimular una cultura de innovación, para crear empleos y generar ingresos.

Hay un gran trecho cuando se trata de transformar una idea en una realidad. ¿Cuál es la manera adecuada de identificar el verdadero potencial de una idea?

La innovación exitosa requiere un alto nivel de familiaridad con cuatro parámetros: el criterio de decisión del cliente, los canales de distribución, lo que puede hacer la tecnología y finalmente, familiaridad con las partes interesadas, o sea, personas que pueden imponer limitaciones al innovador.
Desafortunadamente varios emprendedores entienden solo una parte de esta ecuación y su ignorancia los hace vulnerables. El propósito de mi libro “Winning opportunities” es perfilar la pregunta clave que cualquier emprendedor debe hacerse para reducir esta vulnerabilidad. Los usuarios del modelo IpOp a menudo se dan cuenta que necesitan unirse con otros para incrementar sus chances de éxito. Peor que no estar informado o entrenado es creer que lo estás.

Luis Fernando Cascante
Luis Alberto Muñoz
[email protected]
[email protected]

 

Ver comentarios