Golpe de autoridad morado
Enviar
Golpe de autoridad morado
Un gran juego de José Carlos Cancela marcó la diferencia en Saprissa

En el fútbol los goles mandan, en el fútbol el que gana tiene la razón. Si hace buenos goles y triunfa bien; mucho mejor. Saprissa ganó bien, sin aprietos, sin sustos, sin dudas… qué mejor manera de iniciar la temporada.
La víctima fue Pérez Zeledón, endeble rival que no ofreció mayor resistencia, ni siquiera cuando se adelantó en el marcador, algo que de poco sirvió, ya que al final un inapelable 3 a 1 fue el resultado final.

Y es que Saprissa se vio bien, marcó fuerte en la defensa, tocó mucho en la media cancha y sus delanteros pusieron a trabajar extra a la zaga generaleña, que pasó una amarga mañana.
El primer gol del campeonato fue un autogol cuando apenas se jugaban cuatro minutos. Ariel Rodríguez cobró un tiro libre desde el costado derecho, y por el afán de despejarla el uruguayo Juan Manuel Morales, con remate de cabeza, perforó la meta de Víctor Bolívar.
Pero eso fue un espejismo, porque la realidad se llamaría José Carlos Cancela, quien en medio de la expectativa de su regreso se puso el overol para llevar a los morados a su primera victoria.
Así se sacó una falta frente al área, justo donde él las necesita, era gol cantado, tanto así que el portero Adrián de Lemos, al ver la falta golpeó el poste. Cancela miró, apuntó y anotó. Al minuto siete ya estaba empatado.
Luego el partido fue de Saprissa buscando y Pérez Zeledón esperando, respetando mucho al rival. El segundo gol se veía venir, sobre todo cuando en la última línea aparecían la velocidad y picardía de Daniel Colindres y César Elizondo.
En la medular hacían fiesta Cancela (a quien pararon a golpes), Manfred Russel, Juan Bustos y el mismo Yeltsin Tejeda. El toque, con muchas libertades es verdad, de Saprissa dio gusto verlo.
Ya en tiempo extra, con la agonía de la primera parte, Colindres paseó a Robert Arias, así fue todo el juego, y cuando hizo el centro, el zaguero frenó con la mano la pelota y penal.
No podía ser de otra manera. El encargado fue Cancela, quien desde esa distancia es infalible y llevó a su equipo al descanso con la ventaja de 2 a 1.
Para la complementaria los dirigidos por Jafet Soto soltaron las amarras (miedos) e intentaron salir de su zona, ofreciendo un partido más nivelado, en el que, aunque Saprissa llevaba la iniciativa, los visitantes intentaban inquietar a Bolívar.
Daniel Casas oxigenó su equipo, metió a José Luis Cordero e hizo debutar al brasileño Ricardo Costa, quien mostró buenas cosas, sobre todo a la hora de servir.
Pero llegó la estocada final y fue obra de Gabriel Badilla con la complaciente ayuda de De Lemos, quien “bombereó” en un tiro de esquina, ejecutado por Cancela, que de cabeza envió al fondo de la red el zaguero morado.
Saprissa pudo haber hecho dos o tres goles más, pero los postes y ante todo Adrián de Lemos lo impidieron. Buen triunfo para los morados, que ahora van por Uruguay de Coronado.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios