"Glamping", acampar con estilo
Sofisticadas tiendas, son algunas de las opciones que ofrecen varios países para los adeptos del camping con glamour.Internet/La República
Enviar

XX a comienzos de ese siglo surgió esta práctica


TENDENCIAS

"Glamping", acampar con estilo

También llamado “camping con glamour”, esta apuesta por el lujo es una nueva tendencia en el turismo

Armoniosas casas en los árboles, sofisticadas tiendas indias o africanas y yurtas, las típicas viviendas de los nómadas mongoles, son algunas de las opciones que ofrecen varios países para los adeptos a lo que ya se conoce como "glamping", o camping con glamour.

201405152301500.m22.jpg
Es lo que brindan los espacios preparados para quienes buscan naturaleza sin abdicar del confort de una casa y de algunos otros privilegios que no se incluyen en el tradicional concepto de acampada.
Más que privilegios, la ventaja del "glamping" es que elimina todos los inconvenientes de los parques de toda la vida, como el de cargar y montar la tienda, dormir en el suelo o estar sin electricidad.
"Cambia mucho la experiencia de acampar, las personas solo se tienen que traer a ellas mismas", explica a Efe el británico Chris Smith, propietario de un recóndito y original espacio en Penela, al norte de Portugal, que alberga a sus visitantes en acogedoras tiendas mongoles (yurtas) y en tiendas típicas de las reservas de los indios americanos (tipis).
Entre caminos, cascadas, riachuelos y piscinas naturales, su establecimiento, "O Homem Verde", no solo recibe seguidores del camping de lujo, sino también aquellos que aprecian una experiencia original y que normalmente "eligen las tipis porque se parecen más a las tiendas tradicionales", según el propietario.
Las yurtas, que son como casas móviles circulares que usaban los nómadas de Mongolia, se parecen más a una habitación de hotel, están pintadas a mano y decoradas con un estilo rústico-étnico-contemporáneo.
Tienen su propia chimenea y una ventana circular en el techo a través de la que se observa el cielo estrellado.
"Esto hace que el acampar sea más fácil", según Smith, quien subraya que el "glamping" es adecuado para todo tipo de público, incluidas las familias con niños pequeños.
Tal y como ocurre en la mayor parte de los espacios de "glamping" que ofrecen la posibilidad de realizar diversas actividades relacionadas con la naturaleza y el equilibrio corporal y mental, el refugio de este británico propone a sus visitantes una amplia variedad de masajes y sesiones de reiki.
Chris Smith fundó su negocio en 2012 en Portugal, donde puso en marcha una nueva fase de la idea, que importó de Inglaterra, país en el que previamente alquilaba tiendas especiales para las estrellas de música que actuaban en conciertos.
"En Portugal aún es algo novedoso, pero en Inglaterra ya es muy común", asegura el empresario.

Lisboa/EFE

Ver comentarios