Fomente la confiabilidad
Enviar

HARVARD

Fomente la confiabilidad


El éxito en los negocios requiere cierta disposición a confiar en la gente. ¿Cómo puede medir mejor la confiabilidad y, por tanto, mejorar su probabilidad de éxito cuando el dinero y recursos de su compañía están en juego? Pruebe los siguientes consejos para incitar la confiabilidad en el comportamiento de socios nuevos o potenciales:
1. Sea generoso. Los sentimientos de gratitud fomentan comportamiento de confiabilidad. Dar a los socios nuevos un motivo para sentirse agradecidos es “ganar - ganar”: ellos se benefician en el corto plazo de su generosidad, y usted cosecha los beneficios de su fidelidad.
2. Encuentre atributos comunes. Enfatizar el terreno en común aumenta la probabilidad de que su contraparte lo vea como alguien con quien es posible formar una relación duradera y benéfica.
3. No castigue. Las amenazas de castigos pueden evitar momentáneamente un comportamiento no digno de confianza, pero pueden ser contraproducentes a largo plazo: los nuevos socios podrían tener menos probabilidad de asumir riesgos para apoyarse.

Disemine la experiencia digital con premios inteligentes
Los días en que los diseñadores de las páginas de Internet tenían las llaves del reino digital ya son historia; actualmente, la mayoría de su gente necesita conocimiento digital. Premie activamente a la gente que promueva el aprendizaje de los demás contratando personas que tengan habilidad para explicar las herramientas, valor y métodos de estrategia digital a gente que de otra forma tal vez no los use o entienda plenamente. Y encuentre formas de premiar esos comportamientos, como bonos de reconocimiento, proyectos de alto perfil o programas de reconocimiento formal. También puede identificar una meta de aprendizaje compartido como indicador clave de desempeño de éxito del proyecto preguntando: “¿Cómo avanza la capacidad digital de la gente que trabaja en este proyecto?” Finalmente, recuerde a todo el equipo que la habilitación exitosa es su propia recompensa; cuanto más distribuidas estén las habilidades digitales, más puede enfocarse el equipo.

Conozca qué quieren los mejores candidatos para un puesto de trabajo
Para atraer a los mejores y más brillantes, sintonícese con lo que los ejecutivos buscan en los nuevos patrones. La respuesta es más matizada que acumulación de riqueza. Los candidatos ejecutivos evalúan: La firma; trabajar para una compañía exitosa es de mayor importancia para los candidatos de nivel ejecutivo. Muchos aspirantes se enfocan en la plataforma de una firma, historial y perspectivas actuales y futuras. A los aspirantes también les interesan la gente y cultura de una organización; quieren trabajar con gente que respeten y de la que puedan aprender. El puesto. La característica más buscada son las oportunidades para avance profesional y crecimiento personal. Los candidatos evalúan la capacitación y desarrollo que ofrece el cargo, los recursos con los que contarían y el grado de autonomía que conlleva el puesto.

Temas de conversación

Negocios europeos reconocen valor a los títulos de MBA
En los inicios de la década del 2000, el impulso salarial por estudiar una maestría en administración de empresas (MBA, por su sigla en inglés) en Estados Unidos era un 50% más alto que el de un MBA europeo, pero durante la década subsecuente la brecha se cerró a casi cero conforme las compañías europeas empezaron a ver los títulos de negocios como altamente deseables, dicen François Collet y Luis Vives, de la Universidad Ramón Llull, en España. Una consecuencia ha sido el auge de instituciones no estadounidenses en las listas de las mejores escuelas de negocios.

¿Las declaraciones optimistas de un presidente pueden dañar la economía?
Se sabe que fantasear sobre un futuro ideal hace que los individuos disminuyan sus esfuerzos, ¿pero puede observarse el mismo efecto a escala nacional? Luego de estudiar discursos de toma de juramento de presidentes de Estados Unidos, un equipo encabezado por A. Timur Sevincer, de la Universidad de Hamburgo, en Alemania, concluyó que la respuesta es afirmativa: el pensamiento positivo respecto al futuro, como se expresó en estos discursos, pronosticó caídas en el PIB en el subsecuente mandato presidencial.

 

Ver comentarios