Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Fallaron ministros y directores

| Miércoles 02 octubre, 2013



El Mopt no es un ente desligado del Conavi, sino, por el contrario, el ministerio a cargo de ejercer el control político sobre él, si bien no el administrativo


Fallaron ministros y directores

La desesperación del sector productivo y de los costarricenses en general, por el desastre de nuestra red vial, llega ya a límites máximos.
En este momento la mayoría de opiniones de funcionarios públicos a cargo, candidatos a la presidencia, Lanamme y Colegio de Ingenieros, se pronuncian en el sentido de dejar al Mopt la tarea de construir y al Conavi la de mantenimiento.
Quizás esto podría ayudar un poco a la tarea de enderezar desaciertos y frenar el despilfarro en planillas sin el debido rendimiento. La propuesta ha surgido al ver la incapacidad del Conavi de ejecutar su presupuesto y proveer al país de las obras que tanto le urgen.
Pero hay muchas preguntas que circulan en el aire y que siguen sin respuesta. Veamos algunas:
Si al Conavi se le trasladó cuando fue creado, no solo el personal supuestamente idóneo sino también el recurso financiero y material para encargarse de la construcción de obra vial y su mantenimiento o rehabilitación, incluido, últimamente, lo obtenido de los préstamos del BID y el BCIE, ¿por qué el país sigue pagando las planillas de esa entidad sin rendimiento alguno?
Si había problemas burocráticos que impedían al Mopt cumplir su cometido en infraestructura vial y para solucionarlos se creó el Conavi, ¿Por qué se le permitió caer en lo mismo? ¿Por qué no se trabajó en encontrarles solución a los problemas burocráticos para poder seguir adelante como correspondía, en vez de usarlos como excusa?
Hay personas que hasta llegan a sugerir que la creación de varios consejos de este tipo fue una maniobra política para alimentar el clientelismo. Otros hablan de falta de transparencia en el manejo de las concesiones.
Sin entrar a estas especulaciones que pueden o no estar fundamentadas, la realidad es que se permitió la permanencia durante 15 años de un Conavi incapaz de operar para lo que fue creado.
Por otro lado, el Mopt no es un ente desligado del Conavi, sino, por el contrario, el ministerio a cargo de ejercer el control político sobre él, si bien no el administrativo . ¿Qué pasó que no lo hizo en estos 15 años? ¿Por qué no lo llamaron a cuentas los diferentes ministros del bipartidismo que se sucedieron en el poder?
Probablemente cualquier cambio podría dar el mismo mal resultado que la realidad actual, si no existe la voluntad política de vigilar el buen funcionamiento, tanto del Conavi (dependencia del Mopt), como de ese ministerio en general.