Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



EDITORIAL


Exitosos no calificaron ante la banca

| Jueves 05 julio, 2012




El 80% de cerca de 290 nuevas empresas que surgen en el país cada año, son exitosas aunque la banca las rechazó

Exitosos no calificaron ante la banca

Se comprueba lo que este medio ha destacado en más de una oportunidad en este espacio, en el sentido de que el sector productivo de Costa Rica avanza pero con muy poco apoyo del que ofrece la clase política en sus discursos de campaña.
No al menos las pequeñas empresas, que son las que necesitan ese apoyo, ya que las grandes suelen contar con financiamiento.
“Alrededor de 289 empresas son creadas cada año por costarricenses que dejaron su empleo en grandes multinacionales para conseguir su sueño de independencia laboral”, dice una nota de este medio ayer.
“Sin embargo —continúa la nota— existen algunos muros que han tenido que enfrentar por su propia cuenta. El mayor de ellos la falta de financiamiento”. “…Encontraron las puertas cerradas en entidades bancarias por no cumplir los requisitos mínimos”.
Sin embargo, como dato importante se debe destacar hoy que, contrariamente, la mayoría de esos proyectos (el 80%) ha sobrevivido y es económicamente exitoso.
Estos datos proceden de un estudio hecho durante siete años por el Instituto Tecnológico de Costa Rica y la Comisión Asesora de Alta Tecnología.
De acuerdo con ellos, lo que corresponde sin duda es que alguien explique cómo es que se analizan las condiciones de estos emprendedores, solicitantes de financiamiento, para que las conclusiones sean tan equivocadas.
No se les considera aptos para ser financiados, pero luego la realidad demuestra que sí lo eran. Al menos ese 80% exitoso debió haber calificado para obtener el apoyo económico.
Esto, desde luego, no es nada nuevo. Es solo que hay un nuevo estudio que lo confirma. En Costa Rica se crean entidades para “apoyo económico a las pymes”, pero ese dinero no fluye hacia ellas.
Tampoco es nada nuevo pero debemos insistir: alguien debe dar las explicaciones de por qué en el país sucede esto.
Cuando fue creada la Banca para el Desarrollo, fue dotada de recursos económicos para quienes más lo necesitaran y, suponemos, debió ser dotada también de un mecanismo acertado, ágil y eficiente para detectar aquellas pequeñas empresas y aquellos emprendedores con condiciones para iniciar negocios exitosos.
¿Qué pasó entonces? ¿Por qué verificamos año tras año que esto no funcionó así? ¿Quién es responsable de que los fondos no lleguen adonde deben? ¿A qué se destina el financiamiento que se niega a estos empresarios?
Los costarricenses esperan respuestas.